Competición
  • Amistosos
  • Final ATP World Tour
  • Liga Chilena
Amistosos
Paraguay Paraguay PAR

-

Venezuela Venezuela VEN

-

Final ATP World Tour
daniil_medvedev Daniil Medvedev Daniil Medvedev
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-

Selección Argentina

El gesto con que Armani se descargó en su gran revancha

En el minuto 63, el arquero paró el penal ejecutado por Derlis González, que significaba la clasificación paraguaya y, la casi eliminación argentina.

El gesto con que Armani se descargó en su gran revancha
EDGARD GARRIDO REUTERS

Minuto 62. Nicolás Otamendi intenta anticipar un pase entre líneas de Santiago Arzamendia a Derlis González pero llega tarde y la baja dentro del área de Argentina. A Wilton Sampaio, juez del juego, no le quedó otra opción que cobrar penal. Cinco minutos antes la Selección de Lionel Scaloni había logrado el 1-1 contra Paraguay con el tanto de penal de Lionel Messi. Cinco después, quedaba al borde del abismo. Pero fue ahí cuando Franco Armani le dio -y se dio- una nueva vida.

El arquero de River Plate adivinó el anunciado tiro de González y provocó la explosión del Mineirao y también la de él. Tras ver el balón en el córner, el arquero se levantó y con un inequívoco gesto, mandó a callar a la gente en un gesto que reflejó su completo desahogo.

Antes, la noche no empezó de la manera más feliz. Como en otras ocasiones en el arco Albiceleste, Armani debió buscar la pelota en su arco sin siquiera haber tenido una intervención importante. Fue en los 37', cuando en pleno punto penal Richard Sánchez abrió la cuenta. Otra vez, para su mala suerte, el meta nada tenía que hacer.

Luego, fue preso del desconcierto de la Selección tras el 0-1. En un pelotazo largo de Roberto Junior Fernández, el golero a 40 metros de su arco, controló mal y debió bajar por medio de una infracción a Derlis González que, si le robaba el balón, tendría el arco descubierto para anotar el 0-2 justo antes de terminar el primer tiempo. Sampaio lo amonestó correctamente.

Las dudas de la hinchada crecieron y las de la prensa argentina también. Hasta que llegó la jugada por la que tanto añoraba el ídolo de Atlético Nacional. Era el gol de la clasificación paraguaya y, también, la casi eliminación argentina, pero reaccionó rápido y evitó el desastre total. 

Armani logró ser héroe y darle una nueva vida a Argentina. Ahora volverá a un estadio en Porto Alegre que le trae recuerdos imborrables de una noche de Copa Libertadores. Pero esa es otra historia. La de ahora dice que por fin encontró el momento para brillar en la Selección.