Competición
  • Liga Argentina
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • LaLiga Santander
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Premier League
  • Liga Chilena

Selección Argentina

Museos, laderas y comida: Belo Horizonte, la ciudad que recibe a Messi

A diferencia de Salvador, la capital de Minas Geráis vive a un ritmo menos congestionado. Así es la sede del 'Tropeiro', hamburguesas y la cultura.

Museos, laderas y comida: Belo Horizonte, la ciudad que recibe a Messi
Embratur

Ni la Copa América trastorna la tranquilidad de Belo Horizonte. La capital del estado Minas Geráis sigue el curso de sus días como si el torneo de selecciones más importante del continente no se jugara en la ciudad. Eso sí hay un detalle: es una de las sedes más importantes debido a que recibirá una de las semifinales del certamen.

En comparación a Salvador de Bahía, el clima es mucho más agradable para quienes no están acostumbrados al calor y la humedad de la sede que recibió el debut argentino. Los días son frescos, con temperaturas máximas de 23°. El tráfico tampoco es un tema. "Si comparamos aquí con ciudades como Sao Paulo o Río de Janeiro, esto no es nada. Ni siquiera en los horarios más concurridos", dice Vinicius Aparecido, conductor de Uber en la ciudad.

Este transporte en Brasil es legal hace tres años y es el más conveniente para movilizarse en todas partes, sobre todo para tramos largos. Por ejemplo, desde el Hotel Hilton Garden al estadio Mineirao la tarifa puede costar menos de 25 reales (casi seis euros). Entre un punto a otro hay entre 20 a 25 minutos en un horario sin tráfico.

Entre sus puntos turísticos destacan el Lago Pampulha que está a metros del Mineirao, la Plaza de la Libertad, el Mercado Central de la ciudad, el sector de Savassi y el centro.

Una de las características que sorprenden de Belo Horizonte es el horario de cierre de sus restaurantes. Por ejemplo, algunos solo atienden hasta las 15.30, momento en el que el horario de almuerzo se acaba para el ciudadano mineiro. Por eso la mejor solución para probar la gastronomía mineira son los shoppings. En ellos hay muchas hamburgueserías y tiendas de café, dos de los mejores productos de la zona. Pero, el plato estrella de la zona, es el Tropeiro. 

Son habas mezcladas con harina de mandioca, chicharrón, chorizo, tocino, cebolla y especias en general, acompañada siempre con un huevo frito. Una mezcla absolutamente recomendable.

La ciudad también es muy tranquila en la mayor parte del día. Se puede caminar sin ningún inconveniente por las grandes avenidas que conectan a todos los sectores. Estas cuentan con árboles y plazas para mirar y fotografiar. Muchas, además tienen museos para elegir a destajo.

¿Cuáles son los más importantes? Centro Cultural Banco do Brasil, Memorial Minas Geráis, Palacio de las Artes, Museo de Minas y Metal y el Espacio de Conocimiento UFMG, entre otros.

Pero de todos los aspectos sorprendentes de Belo Horizonte el que más destaca es la impresionante cantidad de laderas muy empinadas. La ciudad prácticamente vive en una montaña rusa. Los autos oscilan entre calles con subidas interminables y bajadas que pueden causar un dolor de cabeza a cualquier inexperto. De todas formas los bocinazos casi ni adornan la escena de cada avenida o calle secundaria.

Así es la ciudad en la que Argentina deberá revivir para soñar con meterse en cuartos de final. La Selección deberá revolucionar a Belo Horizonte para seguir en carrera.