Competición
  • Amistosos
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Fórmula 1
  • Masters 1000 Shanghai
  • Liga Chilena
Amistosos
FINALIZADO
Sudáfrica Sudáfrica SAF

2

Malí Malí MLI

1

FINALIZADO
Kenya Kenya KEN

0

Mozambique Mozambique MZB

1

FINALIZADO
C. Marfil C. Marfil CdM

3

RD Congo RD Congo CON

1

Fórmula 1
1

V. Bottas

Mercedes

2 a 11.376

S. Vettel

Ferrari

3 a 11.786

L. Hamilton

Mercedes

5 a 1:9.081

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Chilena

Lo positivo de Argentina: solo se puede mejorar

Argentina no hizo un buen partido. En especial, hizo un muy mal primer tiempo. Con errores muy evidentes y dejando crecer a una Colombia que planteó un partido muy serio de la mano de Queiroz. No hubo circuito ofensivo, no hubo asociaciones, la separación entre jugadores fue evidente. Argentina no supo si salir en corto (y cómo hacerlo) o buscar en largo (el Kun contra la dupla Mina-Sánchez). Scaloni intentó un repliegue con dos líneas pero Di María ya no está para ese trabajo y con su cambio eso se hizo evidente. Guido Rodríguez y Paredes no se escalonaron en el medio del campo, quedando en desventaja tanto en ataque como en defensa. Lo Celso intentaba, pero si tiene que recorrer 60 metros, va a perder.

Tras un primer tiempo horrendo, mejorar era muy fácil. De Paul fue esta imagen del cambio. Entró por Di María y empezó a crear sociedades por dentro, dejando el costado izquierdo para Tagliafico. Con esto y un paso adelante de la línea defensiva, Argentina empezó a robar más arriba y no era tan complicado para Messi y Agüero.

Argentina crecía y desde el banco de suplentes tenían que surgir ideas que continuasen con esa mejoría. Pero Scaloni se equivocó. Cuando mejor estaba la discutida dupla Rodríguez-Paredes, la rompió. Es cierto que los dos estaban amonestados, pero el técnico decidió que Pizarro entre por Rodríguez y Argentina perdió el poco control que tuvo. Para colmo, el jugador de Tigres queda marcado en los dos goles. Primero, no llega a cerrar fuerte tras la gambeta de Roger ante Saravia y finalmente pierde la marca de Zapata en el segundo gol.

Tras el error de Scaloni con Pizarro, el técnico podía enmendarlo con el tercer cambio. Pero con el marcador en contra, la última variante fue Matías Suárez por Agüero. Argentina no puede ir perdiendo 1-0 y sacar un delantero para meter a otro. No puede. Más que nada, porque en algún momento puede quedar una pelota suelta, un rebote, una jugada que te haga empatar el partido.

Argentina no tiene que lamentarse, tiene que buscar una reacción real contra Paraguay en el segundo partido. No va a ser fácil, pero más que táctica y futbolísticamente, Argentina tiene que trabajar en el apartado mental. Las críticas van a estar porque hay errores que fueron visibles, pero estos jugadores y este cuerpo técnico tienen que ser capaces de cambiar esta versión.