ROLAND GARROS

Londero: "Me gané el regalo de jugar contra Nadal"

El tenista cordobés atendió a AS antes de enfrentarse a Nadal en octavos de final de Roland Garros. "Si no entro al 100%, habrá paliza", reconoció.

Londero: "Me gané el regalo de jugar contra Nadal"
ANNE-CHRISTINE POUJOULAT AFP

Apodado ‘Topo’ o ‘Topito’, Juan Ignacio Londero (Jesús María, Córdoba, 25 años) está viviendo un sueño en su primera participación en un Grand Slam. Este domingo se enfrenta a Rafa Nadal en octavos de Roland Garros. Tiene su propia hinchada en París.

Debut en Grand Slam, octavos y contra Rafa Nadal, vaya estreno…

Es como un sueño, un gran regalo jugar contra Nadal en octavos. La verdad es que estoy jugando muy bien, manejando muy los nervios, estoy muy contento con eso. Así me gané el regalo que todo jugador de tenis quiere tener, jugar con Nadal en Roland Garros.

¿Era uno de sus referentes?

No es un referente (su ídolo era David Nalbandian), pero obviamente uno trata siempre de imitar cosas de grandes jugadores como Nadal, Djokovic y Federer. Se pueden sacar un millón de cosas de ellos. Son tenistas que siempre son influyentes para uno.

"Pensé en dejar el tenis porque me faltaba motivación"

¿Pensó usted en dejar el tenis?

Lo hice en 2017, porque me faltaba motivación. El siguiente fue un gran año, gané dos Challengers, hice una final y como cuatro o cinco semifinales. Terminé entre el 115 y el 118 y hace unos meses me dieron la invitación para el torneo de Córdoba.

¿Por qué decidió continuar?

Porque jugar al tenis era lo que había estado haciendo toda la vida y me iba a quedar con una sensación fea si me retiraba después de tantos años de esfuerzo. Y pensé, voy a intentar seis meses con todo lo que tengo.

¿El título de Córdoba fue un punto de inflexión?

No me esperaba ganarlo, solo sacar uno o dos partidos, porque me veía preparado física y tenísticamente. Luego se vio que también mentalmente, pero me costó mucho, hice un gran esfuerzo toda la semana. Gané en mi ciudad, ante grandes jugadores, fue todo en uno, increíble, primera semifinal, primera final ATP y top-100. Muy lindo.

¿Y por eso está aquí ahora?

Sí, eso me ayudó mucho porque vine a París directamente al cuadro principal. Me fui mentalizando con tiempo, porque desde febrero sabía que entraría directamente. Debuté de la mejor manera, ganando en tres sets a Basilashvili. Eso me ayudó a entrar a los otros partidos con más tranquilidad.

¿Es verdad que se preocupa por engordar y no por adelgazar?

Sí, tengo que engordar. Me cuesta mucho, no sé si por metabolismo, y tengo que tomar unos batidos calóricos todos los días para subir de peso. La comida es un entrenamiento más para mí, me peso a diario (siempre viaja con una batidora y una báscula).

Le gusta mucho el mundo del motor…

No es que lo mire mucho, pero me encanta. Competí en unos arrancones, unas picadas de 400 metros. Me gusta mucho.

¿Qué le dice a la afición de Argentina que le sigue aquí y desde allí?

Estoy muy contento y deseo que disfruten del partido de este domingo. Les digo que muchas gracias por un apoyo que se hace notar.

¿Qué cree que hay que hacer para hacerle daño a Nadal?

Lo tengo que hablar con mi entrenador (Andrés Schneider), pero debo intentar plantear el juego como contra cualquier otro, agarrar la bola arriba. Sabemos que es Nadal en polvo de ladrillo, así que hay entrar desde el minuto uno al ciento por ciento. Sino habrá paliza.