A Boca se le mojó la pólvora

El Xeneize no pudo convertir en sus últimos tres partidos y quiere romper la racha en la revancha frente a Argentinos. ¿Se le dará al Pipa Benedetto?

Durante las últimas temporadas, Boca no mostró un buen nivel futbolístico pero siempre se acostumbró a marcar. El equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto tenía esa característica y, pese a no brillar en el campo de juego, alguna situación clara siempre le quedaba. En el comienzo del ciclo de Gustavo Alfaro también se repitió ese factor, pero desde hace tres encuentros que la pólvora del gol se mojó.

El primer 0-0 se dio en Liniers ante Vélez: el Xeneize no jugó bien y tuvo escasas chances para romper el marcador. Ramón Ábila tuvo la única pero no llegó a tocar el balón y encima se desgarró el aductor. Una noche mala.

El segundo fue en la revancha contra el Fortín, en La Bombonera. Boca levantó su nivel pero le faltó eficacia en los últimos metros. Ni Sebastián Villa, Mauro Zárate y Nahitan Nández estuvieron certeros en los últimos metros. La serie se definió desde el punto del penal, donde el Xeneize no falló y anotó sus cinco remates.

Y el tercero tuvo lugar este domingo en Paternal, donde Boca y Argentinos Juniors empataron en cero en el primer partido de semifinales de la Copa de la Superliga. Los de Alfaro generaron peligro en el área rival pero no tuvieron la puntería necesaria para llevarse otro resultado del estadio Diego A. Maradona.

La mira está puesta en Darío Ismael Benedetto, el goleador de los últimos tiempos. Pipa está algo errático y por momentos impreciso, pero confía en mejorar su racha y se tiene fe para lo que viene: “Una vez que entre una, entran las demás”. El nacido en Berazategui ya supo salir de situaciones adversas, donde no lograba marcar y se cuestionaba su presencia en el equipo titular. El domingo tendrá la oportunidad de volver a resurgir.