Aprender a perder

Aprender a perder

Marcelo Ruiz

EFE

Rídicula decisión en Boca: taparon el escudo de River en el trofeo de la Supercopa Argentina. Poca autocrítica por parte de algunos. Así, no.

En el fútbol las cosas están claras: podés ganar, empatar o perder. No hay más vuelta que darle. Cuando salís victorioso, festejás; cuando el marcador queda igualado, el sabor es agridulce y cuando caes en la derrota, el panorama es doloroso pero hay que estar a la altura para poder sobreponerse rápido.

Boca viene de padecer bastante los partidos importantes ante su eterno rival, River Plate. Si bien es cierto que domina el historial desde hace tiempo, que hace casi nueve años que no pierde en el Monumental por torneos locales y que en el terreno internacional pisa mucho más fuerte, los golpes desde la llegada de Marcelo Gallardo han sido duros. Eso no lo puede negar nadie, ni propios ni extraños.

El año pasado ha sido frustrante para el club de la Ribera ya que perdió dos finales frente a River: una por la Supercopa, otra por Copa Libertadores en Madrid. Mucho se ha hablado de estos dos partidos y con el correr del tiempo, el Xeneize busca recuperarse para salir adelante. La obtención de la reciente Supercopa ante Rosario Central brindó confianza y quitó de encima una presión importante, pero también dejó en claro que poco se ha aprendido de algunos traspiés.

¿Qué pasó ahora? En la antesala del partido frente a Godoy Cruz, por Copa de la Superliga, el plantel festejó la estrella número 68 junto a la gente que tanto merecía una alegría. Sin embargo, alguien tomó la decisión de tapar el escudo de River que figura en el trofeo y las críticas no tardaron en llegar. No se conoce al responsable de esta absurda iniciativa pero sí queda en claro que, por ahora, no existe la autocrítica necesaria para poder mirar hacia adelante. Al fin y al cabo, el fútbol es un juego donde a veces te toca sufrir.

Pero no todo está perdido. Gustavo Alfaro charló con Olé y, en medio de una entrevista que generó polémica, dejó una frase muy interesante: “Si no asumís que caíste, no estás preparado para levantarte”. Una oración que muchos deberían repetir una y otra vez para dejar de gastar energías en intentar tapar lo que sucedió y enfocarse en el futuro, que promete ser alentador con los resultados obtenidos por el nuevo entrenador y la labor del director deportivo.

Boca debe ser noticia por cosas positivas, no por acciones que demuestran bajeza. El ejemplo debe ser su hinchada, que acompaña en uno de los momentos más difíciles de la historia (deportivamente hablando) con una fidelidad pocas veces vista en otro lado. Los valores del club tienen que estar por encima de todo, tanto en la victoria como en la derrota. Eso te hace cada vez más grande.