Competición
  • Liga Argentina
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Premier League
Bundesliga
LaLiga Santander
Liga Portuguesa
Ligue 1
Premier League

Internacional 2 - River 2

El partido especial de D'Alessandro, de mayor a menor

El partido especial de D'Alessandro, de mayor a menor

@SCInternacional

El enganche de Internacional tuvo un buen primer tiempo contra River. En el complementó, sintió el desgaste físico y se fue reemplazado.

En el partido entre Internacional y River en el Beira-Rio, todos los focos estaban puestos en Andrés D'Alessandro. Es que el jugador surgido de las divisiones inferiores del Millonario iba a enfrentar a su ex club, algo que no sucedía desde el año 2008, cuando lo venció, también por la Copa Libertadores, con la camiseta de San Lorenzo.

En esta oportunidad, un Cabezón mucho más maduro que el que festejó aquella clasificación a los cuartos de final en pleno Monumental, aseguró en la previa que no le gritaría un gol al equipo del Muñeco en caso de convertirlo, considerando además que muchos de los futbolistas del plantel riverplatense fueron compañeros suyos en 2016.

En la cancha se vio a un D'Alessandro típico, fiel a su estilo, pidiendo cada pelota y siendo protagonista, pese al factor sentimental. El 10 del Colorado ensayó una vez la famosa "Boba", participó de la acción del primer gol (tiró el centro del que devino la jugada en la que marcó Nicolás López) y también vio la tarjeta amarilla por una protesta.

Con el balón en sus pies se lo vio preciso y, aunque no tan determinante, fue una pieza clave para aportar claridad en las salidas del elenco brasileño. También tuvo algún cruce dialéctico con Bruno Zuculini, aunque después del encuentro conversaron de manera amigable.

En la etapa complementaria, D'Alessandro sintió el esfuerzo físico que había hecho hasta allí y sus casi 38 años no le permitieron resistir los 90 minutos: fue sustituído por Wellington Silva.

Para el final quedó el momento en el que intercambiaron opiniones y sonrisas con Gallardo, luego de haberse elogiado mutuamente en las respectivas conferencias de prensa durante la semana.