Competición
  • Liga Argentina
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • LaLiga Santander
  • Liga Portuguesa
  • Liga Uruguaya - Clausura
  • Ligue 1
  • MotoGP
  • Mundial
  • Premier League
  • Liga Chilena
  • Hoy en As
Campeonato Brasileño Serie A
At. Paranaense At. Paranaense APA

-

Avaí Avaí AVA

-

LaLiga Santander
Liga Uruguaya - Clausura
Danubio Danubio DAN

-

Cerro Largo Cerro Largo CEL

-

Progreso Progreso

-

Rampla Juniors Rampla Juniors RAM

-

Plaza Colonia Plaza Colonia PCO

-

Boston River Boston River BRI

-

Nacional de Montevideo Nacional de Montevideo NCM

-

Liverpool F.C Liverpool F.C LIV

-

Mundial
Argentina ARG

-

España ESP

-

Premier League

RACING CAMPEÓN

Racing, 116 años de historia

Racing, 116 años de historia

En sus recién cumplidos 116 años de historia, Racing se ha proclamado campeón de Argentina por decimoctava vez: 9 títulos en el amateurismo y 9 en el profesionalismo. Además, suma 6 éxitos internacionales y 12 copas nacionales.

1913-1919: el único heptacampeón del fútbol argentino

El profesionalismo se instauró en Argentina de manera formal en 1931, pero hasta entonces, en la era del amateurismo sólo existían dos colores: el celeste y el blanco. Racing ganó 8 campeonatos en total y 7 fueron de manera consecutiva durante los años 1913 y 1919, ambos incluidos.

La coronación del conjunto de origen criollo llegó el 14 de diciembre de 1919 después de vencer a Tigre por 2 a 1 con dos tantos de Alberto Marcovecchio, que terminó como el máximo artillero del certamen con 27 goles. De esta forma, la Academia se consagró bajo ese nombre como heptacampeón del fútbol argentino, hazaña única en la historia del país.

Entre 1913 y 1919, Racing jugó un total de 121 partidos, de los cuales ganó 105, empató 11 y perdió tan sólo 5. Fue campeón invicto en 1914, 1915, 1918 y cerró el heptacampeonato en 1919 con todos los encuentros ganados.

1949-1951: primer tricampeón argentino

Ya en el profesionalismo, la Academia también cuenta con el record de ser el primer equipo tricampeón del fútbol argentino (1949-1951) de la mano del técnico Guillermo Stábile.

Lo logró un 5 de diciembre de 1919 después de vencer en la segunda final a Banfield por 1-0 con un gol anotado por el Atómico Mario Boyé. Aquel año, Racing y Banfield estaban igualados en la punta y debieron definir el título con dos partidos de desempate.

Ambos se jugaron en el viejo Gasómetro. En el primero empataron a cero y en el segundo el gol de Boyé nada más empezar el segundo tiempo le dio un nuevo título a Racing.

Éxito internacional en 1967: Copa Libertadores y Copa Intercontinental

1967 fue, sin duda alguna, uno de los años más especiales para Racing. El 29 de agosto el conjunto dirigido por Juan José Pizzuti se proclamó campeón de la Copa Libertadores de América en el Estadio Nacional de Santiago de Chile. La Academia le ganó 2-1 a Nacional de Montevideo y se convirtió en el primer equipo argentino en ganar el trofeo de la máxima competición sudamericana a nivel de clubes.

Como las dos finales jugadas en el Cilindro y en el Centenario de Uruguay habían quedado 0-0, se debió jugar un tercer encuentro en cancha neutral. Finalmente, y con estos once jugadores, Racing gritó campeón de la Libertadores en Chile por primera vez en su historia: Cejas; Martín, Perfumo, Basile, Díaz; Rulli, Mori, Maschio; Cárdenas, Raffo y Cardoso. Norberto Raffo fue el máximo goleador de la edición más extensa de la historia de la competencia con 13 tantos.

En la Copa Intercontinental, Racing también tuvo que jugarse el título en cancha neutral. Después de perder 1-0 contra el Celtic de Glasgow en Escocia y de ganar 2-1 en el Cilindro, el Centenario fue testigo de un hito histórico para el fútbol argentino: con un golazo del Chango Cárdenas la Academia fue el primer equipo argentino en ganar ese título mundial.

1983: primer y único descenso de su historia

El 18 de diciembre de 1983 fue uno de los peores días de la historia de Racing Club. El equipo llevaba varios años atravesando una fuerte crisis financiera e institucional y después de caer 4-3 contra su homónimo cordobés, la Academia perdía la categoría por primera vez.

Aquella tarde siempre será un recuerdo que Racing querrá borrar de su historia, no sólo por el descenso, sino también por la violencia vivida. La policía y la hinchada se enfrentaron en una lucha encarnizada que tiñó de negro el fútbol argentino.

En la memoria de todos los hinchas quedan las lágrimas de Carlos Lozano y Mario Rizzi, entonces en el plantel, después de confirmarse el descenso de la Academia.

Supercopa Sudamericana 1988

Tras dos años en Primera B, con Alfio Basile como técnico, Racing en 1985 y vuelve al lugar del que jamás debió irse, aunque no fue hasta 1986 cuando la Academia pudo regresar a la máxima categoría del fútbol argentino debido a la medida que tomó la AFA de adaptar el campeonato al calendario europeo.

En 1988, se lleva a cabo la primera edición de la Supercopa Sudamericana, torneo organizado por la Conmebol en el que participaban aquellos clubes que se hubieran proclamado campeones de la Copa Libertadores hasta la fecha. Racing tuvo que superar a Santos en octavos, tuvo la suerte de no tener que jugar los cuartos y se midió a River Plate en semifinales. En la final se impuso a Cruzeiro, siendo el primer equipo de la historia en proclamarse campeón de la competición.

Después de haber ganado 2-1 en la ida de la final en el Cilindro, la Academia visitaba el Estadio Mineirão de Belo Horizonte para certificar su victoria en la Supercopa. Racing iba perdiendo 1-0 contra los brasileños cuando, a escasos minutos del final, el delantero Omar Catalán marca el gol del empate que hace campeón a la Acadé.

De la mano del legendario “Coco” Basile e inolvidables jugadores como “El Pato” Fillol, Miguel Colombatti, Rubén Paz, Walter Fernández, Gustavo Costas y Néstor Fabbri, volvieron a ganar un título internacional 21 años después.

El día más negro de la historia de Racing: 20 años de la quiebra

Durante la década de los 90, la directiva de Racing comenzó a hacer enormes gastos de dinero y quedó en una situación económica más que delicada. El 10 de julio de 1998 Diego Lalín, entonces presidente de la Academia, pidió la quiebra de la institución apenas seis meses después de haber llegado al mandato.

El 4 de marzo de 1999 la síndico Liliana Ripoll condenó a Racing a la quiebra y se produjo así el día más negro en la historia del club. Hubo multitud de manifestaciones, concentraciones por parte de la hinchada que veía cómo el club de sus vidas y uno de los grandes del fútbol argentino corría el riesgo de desaparecer si no había un milagro.

Y el milagro ocurrió. Pocos días después, el 7 de marzo, Talleres debía visitar el Cilindro en la primera fecha del Clausura 99, pero debido a una huelga de futbolistas, el partido no se celebró. A pesar de esto, más de 30000 hinchas y los jugadores fueron al estadio para cantar que su club no se cerraba. Fue tal la importancia de esta jornada que quedó institucionalizado como el Día del Hincha de Racing.

Finalmente, el Congreso de la Nación votó la Ley de Fideicomiso, que permitía el ingreso de capitales privados en los clubes a modo de gerenciamiento y Racing pudo salvarse gracias a la presión ejercida por hinchas y jugadores. Esto se recuerda como una de las mayores demostraciones de amor por unos colores en el fútbol argentino.

Torneo Apertura 2001: Campeón de Argentina 35 años después

La quiebra quedó en el olvido, pero el país estaba inmerso en una profunda crisis económica. En un entorno hostil, Racing consiguió devolverles la sonrisa a miles de personas que veían cómo sus vidas se desvanecían. La Academia se proclamó campeón del Torneo Apertura 2001 de la mano del Mostaza Merlo.

Racing fue un equipo de principio a fin. Sumó 42 puntos en 19 partidos, anotó 34 goles y recibió 17. Estévez fue goleador (7), y Vitali, Maciel y Milito eran los asistentes perfectos.

Racing había llegado a la última fecha con tres puntos de ventaja sobre River y necesitaba un empate para poder lograr el torneo nacional 35 años después. En ese último partido la Academia se vio las caras con Vélez. En la segunda parte del encuentro Bedoya ejecutó un tiro libre y Loeschbor la metió de cabeza. El partido se abrió y, aunque Vélez buscaba el empate, se topaba con un Campagnuolo, uno de los factores claves para la consecución del título. El arquero destacó por su seguridad a lo largo de todo el torneo.

El partido se abrió. Vélez fue por el empate y un error de Vitali dejó vendido al portero y Chirumbolo puso las tablas. En la Academia se temían lo peor. River goleaba a Central y otro gol de Vélez hubiera cambiado todo. Pero Racing aguantó y se alzó con el trofeo.

Campeonato 2014 de la mano de Cocca y Diego Milito

En 2014 coge las riendas del equipo Diego Cocca y regresan a la Academia dos históricos de Racing: Diego Milito y Leandro Grimi. El técnico convierte al equipo en un conjunto sólido y efectivo.

Milito volvió a su casa tras varios años de éxitos en el Inter de Milán y su redebut con Racing no pudo ser mejor. El delantero argentino quemó sus últimos cartuchos proclamándose campeón de Argentina con la Academia 13 años después y devolviendo a los de Avellaneda a la Copa Libertadores tras 12 años de ausencia. Aquel 14 de diciembre de 2014 Diego Milito se proclamó -si es que no lo era ya- Príncipe de Avellaneda.

Racing terminó el campeonato con 41 puntos y se proclamó campeón el 14 de diciembre después de ganar 1-0 a Godoy Cruz con gol de Centurión. La formación de Racing estaba más que asentada ese año: Saja; Pillud, Lollo, Yonathan Cabral, Grimi; Gastón Díaz, Videla, Aued, Centurión; Bou y Milito. La dupla Bou-Milito funcionó a las mil maravillas y los de Cocca fueron justos campeones.