RIVER PLATE

Ponzio: "Acá la teoría de ganar es hasta en las prácticas"

El capitán de River habló con el sitio oficial de la Copa Libertadores y destacó el compromiso del plantel campeón de América con cada objetivo que se propone.

0
Ponzio: "Acá la teoría de ganar es hasta en las prácticas"

Si bien en este 2019 no tiene un lugar garantizado en el equipo titular, Leonardo Ponzio sigue siendo el líder indiscutido de un grupo de futbolistas que ya se metió en la historia grande de River.

Su trayectoria en el club, desde la Primera B Nacional hasta la gloria máxima, sumada a su bajo perfil y su convencimiento con el proyecto de Marcelo Gallardo, le valieron el respeto de todos sus compañeros. Y sobre ese camino y su presente habló el capitán riverplatense con el sitio oficial de la Copa Libertadores.

"Conseguimos una química a nivel grupo que realmente nos gusta. Cuando alguien nuevo llega, ve que nos gustan los duelos, que nos sentimos fuertes, que nos tienen respeto. Tratamos de inculcar eso. Día a día, en el torneo, tan espaciado, no tenemos esa manera de mirarlo", reflexionó Leo. Y destacó el clima de competencia que se vive puertas adentro: "Acá la teoría de ganar es hasta en las prácticas".

A su vez, se refirió a los motivos por los cuales el Millonario tiene altibajos en distintas etapas de cada año: "Nosotros, en los últimos años, hemos peleado los torneos en los segundos semestres. En los primeros torneos no jugamos tan bien. Los ejemplos son caminar una finalización, entrar a una copa o ganar la Copa Argentina. En los torneos locales, en el segundo semestre, empezamos a competir. Por eso, no nos termina yendo tan bien. También es una cuestión de stress. De jugar miércoles, domingo, miércoles, domingo".

El líder del vestuario de River opinó también sobre su rol y el de los otros referentes del plantel: "El día a día hace que te conozcan más como sos. Por edad, quizás no te metés a algunas jodas. Nos adaptamos por ejemplos. Si predicamos con buen ejemplo, el pibe se va a poner al lado mío. Si predicamos con mal ejemplo, el pibe me va a mirar de allá y seguramente, cuando yo le diga, me va a hacer menos caso. Pinola tiene 36 años y tiene una metodología de entrenar que hace ejemplo en los otros. A mí no me vas a ver así, pero me vas a ver haciendo otra cosa. Los Scocco y los Pratto, lo mismo. Armani, un tipo callado, que está en los laureles y no cambia cómo es. Lux que vino de Europa y es de la casa y ganó todo y no pasa nada si tiene que ser suplente".

Con respecto al inolvidable logro conseguido en el Santiago Bernabéu, Ponzio explicó: "En el partido a partido de Libertadores, no te das cuenta. Cuando termina todo, cuando bajás, te cae la ficha. Hoy empezamos a asimilar lo que vivimos en diciembre. Cuando jugás, es una tras otra, y lo vivís pero no te das cuenta. Eso da cuenta de que el stress y la intensidad no te pesen en el momento".

Por último, reveló cómo fueron los días previos a aquella final en Madrid: "El viaje empezó bastante distendido porque pudimos ir con nuestras familias. Volamos casi 10 compañeros con nuestros hijos o nuestras parejas. Los otros fueron por otro lado, no pudieron por una cuestión de cupo y tardaron en anotarse. Era un vuelo agradable. Necesario. Íbamos a estar llegando para las fiestas con un mes sin poder verlos. Vinieron padres y madres como los de Montiel. Poder compartir eso era algo soñado. No era un viaje de estudio, era una final que nos jugábamos mucho. Eso marcó algo. Veníamos en una privacidad muy linda con nuestras familias".

"Y, después, llegado al momento, entrenábamos en la Casa Blanca, el predio de Real Madrid. Pese a no ser en nuestra casa, porque es la gran mancha negra de todo esto, nos estábamos jugando algo ante el mundo. Teníamos mucha confianza. Sabíamos que queríamos jugar. No teníamos suspicacia por no jugar. Y fue lo que se demostró durante todo el partido. Porque pudimos ir perdiendo en un momento, pero nunca dejamos de jugar", cerró.