Temas del día Más temas

Banfield-River

Crespo y River, un reencuentro que se hizo esperar 23 años

Crespo y River, un reencuentro que se hizo esperar 23 años

El entrenador de Banfield se reencontrará con el club en el que creció, debutó como profesional y ganó la Copa Libertadores siendo figura en 1996.

La historia de Hernán Crespo y River comenzó como comienzan las mejores historias de amor entre un jugador y un club: surgido de la cantera del Millonario, debutó con 18 años y se fue tres más tarde a Europa tras haber ganado una Copa Libertadores en la que fue el máximo anotador de su equipo con 10 tantos.

Los dos festejos contra el América de Cali, el 26 de junio de 1996 en el Monumental, quedaron inmortalizados y se repitieron hasta el cansancio. Durante casi dos décadas, esa fue la última vez que el trofeo más preciado a nivel continental se fue para Núñez.

Pero tras aquella noche mágica, la relación entre un hijo pródigo de la casa y la gente se fue deteriorando. Ya con el apodo de "Valdanito" sobre sus espaldas, Crespo se fue al Parma con la idea de regresar algún día, algo que por diferentes circunstancias jamás sucedió.

Pasó por Lazio, Inter, Milan y Genoa, además del Chelsea en Inglaterra. Formó una familia en Italia, disputó tres Mundiales y se convirtió en un goleador reconocido a nivel internacional, antes de retirarse y dedicarse a su carrera de entrenador.

En el medio, River fue multicampeón, descendió, recuperó su plaza en Primera División y volvió a ganar la Copa en 2015 y 2018. A la distancia, el chico que se fue con gloria y nunca volvió acompañó a su manera todo ese proceso. Confesó incluso que tuvo un acercamiento en el peor momento del club, pero que Daniel Passarella -por entonces presidente- le pidió dinero cuando él quiso ofrecerse para el tan ansiado retorno.

El sueño de los hinchas de volver a ver a aquel joven que los hizo gritar con la camiseta número 11 quedó trunco, sin embargo el destino les permite a Crespo y a River volver a cruzarse, 23 años más tarde.

Como director técnico de Banfield, este domingo ocupará uno de los bancos de suplentes del Florencio Sola. En el otro estará su ex compañero Marcelo Gallardo. Y en una de las populares, muchos de los fanáticos que alguna vez imaginaron su regreso. En el reencuentro se sabrá si el reconocimiento por esos dos goles inolvidables aún perdura o el paso del tiempo -y de los títulos- erosionó definitivamente la relación del héroe de 1996 con los riverplatenses.