Competición
  • Liga Argentina
  • Premier League
  • Hoy en As

UNIÓN 0-0 NEWELL'S

Unión y Newell's no se hacen daño y reparten puntos

En un partido en el que se vieron muy pocas ocasiones de gol, una clara para cada conjunto, el empate hizo justicia en la calurosa tarde santafesina.

En un partido en el que se vieron muy pocas ocasiones de gol, una clara para cada conjunto, el empate hizo justicia en la calurosa tarde santafesina.

Unión y Newell’s Old Boys jugaron hoy un pobre partido en el estadio 15 de Abril y finalizaron 0-0, en la continuidad de la décimo séptima fecha de la Superliga.

Los “Tatengues” se fueron masticando bronca porque a poco del final, el delantero Augusto Lotti se perdió un gol increíble dentro del área, luego de una salvada de Alan Aguerre ante Nicolás Mazzola.

Newell’s sumó un punto importante y ya enfoca sus cañones en el clásico frente a Rosario Central de la próxima fecha.

Unión mostró buenas intenciones en el comienzo, sobre todo con la sociedad por la derecha entre el uruguayo Zabala y el lateral Martínez. Por ese sector, llegó con peligro, aunque falló en la puntada final.

Newell’s esperó y apostó a la contra con Formica, Figueroa y Maxi Rodríguez. La mejor del visitante se dio a los 11, con un zurdazo de Formica desde la puerta del área que se fue apenas desviado.

Enseguida contestó Unión: Martínez recibió por derecha de Zabala, tiró el centro, la pelota se desvió en el camino y en la base del palo apareció el arquero Aguerre para enviarla al córner.

Eso fue lo mejor de un pálido primer tiempo, que se fue deshilachando con el correr de los minutos.

A Newell’s se lo vio más suelto en el complemento y 13 minutos lo volvió a tener Formica, con un potente derechazo que sacó muy bien Fernández.

Los cambios le hicieron bien al partido. El juvenil Ríos, quien ingresó en Unión, definió exigido de derecha a los 23 para que Aguerre se la saque por un costado. Luego, Insaurralde, en Newell’s, desbordó por izquierda, tiró el centro y apareció por atrás Cacciabue para tirarla alta.

Unión se lo perdió en la recta final porque a los 36 tuvo una doble oportunidad. Primero Aguerre se lo tapó a Mazzola, y luego le cayó a Lotti, quien de frente al arco la tiró a las nubes.

Esa fue la mejor chance del partido, que dejó a Unión con un sabor amargo por no poder concretarla y festejar en condición de local.