Competición
  • Liga Argentina
  • Premier League
  • Hoy en As

River Plate

Palacios le da otro color a River

Palacios le da otro color a River

Prensa River Plate

El tucumano, con menos responsabilidades en la marca, se reencontró con su mejor versión ante Godoy Cruz y por momentos tuvo la manija del Millonario.

No es ninguna novedad que Exequiel Palacios es una pieza clave del campeón de América y uno de los preferidos de Marcelo Gallardo. El juvenil riverplatense, de tan solo 20 años, llamó la atención del Real Madrid durante 2018 y, después de un bajón pronunciado, este miércoles volvió a justificar que desde el Santiago Bernabéu se hayan fijado en él.

Por su carácter, su buen primer pase, su criterio con la pelota en los pies, su técnica y su polifuncionalidad, se ganó de a poco un lugar en el once titular de River y se volvió un indiscutible. Más allá de algunos altibajos, redondeó una muy buena Copa Libertadores, alcanzando su punto más alto en la revancha de octavos de final contra Racing, cuando anotó un gol y fue figura en el Monumental.

Con la ausencia de Juan Fernando Quintero por lesión, al tucumano le tocó en Mendoza una función mucho más relacionada con la generación de juego que con la recuperación y, esa posibilidad de desprenderse de la línea del mediocampo, lo favoreció en la etapa inicial.

Con mayor libertad por tener dos custodios a sus espaldas como Leonardo Ponzio y Enzo Pérez, por los pies de Palacios pasaron en esos 45 minutos casi todas las acciones de ataque del Millonario y hasta metió dos precisas asistencias que terminaron en goles de Lucas Pratto y Rafael Borré (el segundo mal anulado por supuesta posición adelantada).

En el complemento, el Muñeco optó por sacar a su jugador fetiche, considerando que no le había dado descanso en el encuentro ante Patronato, como sí había hecho con la gran mayoría de los habituales titulares. Pero su tarea ya estaba hecha: no sólo colaboró con el equipo, sino que le demostró al DT, de cara al futuro, que puede contarlo entre los creadores de fútbol cuando lo necesite.

Palacios puede ir al piso, pero también puede pisarla. Puede hacer un relevo, pero también asistir a un compañero. Puede recuperar en la medialuna de su propia área, pero también pisar el área rival cuando River ataca. En él Gallardo sabe que tiene un comodín, un volante mixto de los que no abundan. Y que si recupera su nivel, su futuro no tendrá techo.