CONMEBOL

Domínguez: "Las Eliminatorias empezarán en marzo de 2020"

Domínguez: "Las Eliminatorias empezarán en marzo de 2020"

NORBERTO DUARTE

AFP

El presidente de la CONMEBOL acudió al plató de 'Redacción SporTv', donde dio una pista de cuándo empezarían las Eliminatorias y habló sobre la pasada Libertadores.

El presidente de la CONMEBOL, el paraguayo Alejandro Domínguez, acudió al plató de 'Redacción SporTv', donde dio una pista de cuándo empezarían las Eliminatorias y habló sobre la pasada Libertadores.

Eliminatorias Sudamericanas. Hoy vamos a tener una reunión del consejo, pero no vamos a debatir sólo el sorteo. Vamos a definir las fechas iniciales para que podamos explicar cómo será todo a partir del año que viene, lo que permitirá a la gente aclarar muchas cosas que estén confusas en relación al calendario europeo. Creo que tendremos muchos beneficios y ocuparemos todas las Fechas FIFA y no estaremos tan lejos del próximo Mundial, que comienza en noviembre. Vamos a proponer que las Eliminatorias comiencen en marzo del próximo año.

Copa América. A partir de 2020, la Copa América se disputará en años pares y de cuatro en cuatro años. Para que la gente disfrute mejor de nuestros jugadores que están en Europa y para equilibrar los calendarios de CONMEBOLA y UEFA. Intentamos trabajar mejor con la CONCACAF, pero estamos muy lejos de un acuerdo. Creo que aquí en América del Sur podemos hacer un torneo diferente. En 2019, la gente no quería tener la ausencia de Estados Unidos, queríamos 16 equipos con todos invitados. A partir de 2020 queremos tener 16 equipos, y la competencia se queda en América del Sur.

Mundial de Clubes. Primero ese Mundial de Clubes no tiene éxito. La antigua Copa Intercontinental, esa sí tuvo mucho éxito. La CONMEBOL hizo propuesta para que campeón y subcampeón de la Libertadores puedan representar al continente, así como el campeón y subcampeón de la Copa Sudamericana. También que Europa tenga sus cuatro mejores, así como América del Sur. Se intentó (un Mundial de Clubes mayor y cada cuatro años) para aquel período en que se hacía la Copa Confederaciones. Pero un equipo que gana Libertadores o Sudamericana tiene que esperar cuatro años para jugar un Mundial, cuando probablemente no tendrá los mismos técnicos, jugadores o dirigentes.

Plazas para un Mundial de 48. No se puede olvidar que hoy existe un ranking. A ninguna selección le conviene quedar mal en el ranking, porque el sorteo en la Copa va a colocarla en un lugar malo. Estoy de acuerdo en que puede tomar atractivo, pero es necesario tal vez replantearlo. O pensar en alternativas que generen la misma expectativa. Creo que cinco equipos sudamericanos en un Mundial son pocos. La gente ve la cantidad de público que va a los Mundiales y ven la manera de cómo aprovecharlo. América del Sur da más que fútbol, da color y entusiasmo. Ningún otro continente acompaña a sus selecciones como América del Sur. Puede ser un problema, pero un problema bueno. Creo que CONEMBOL tiene que tener más plazas en las Copas. Creo que el Infantino tiene mucho optimismo, pero el tiempo va pasando y no veo que se vaya a concretar la idea de los 48 clubes.

Final de Libertadores. Creo que lo que la gente necesita tenerlo claro. Volvamos a 2017, cuando la final de la Copa Sudamericana entre Flamengo e Independiente, tuvimos una noche de mucha violencia. Antes del partido, durante el partido, el día anterior al partido. Hemos tenido problemas con el público. No sucede sólo en Brasil o en Argentina. Acontece en toda América del Sur. La gente no puede confundir pasión con salvajismo. Deberíamos luchar contra eso. Hablo de una forma plural, porque creo que la prensa no se da cuenta de que tal vez esté contribuyendo a la violencia. Cuando critican algunas cosas de forma muy dura, pero no yendo a fondo de lo que realmente es la cuestión. ¿Es bueno que la gente provoque violencia y hable de que eso es pasión? Para mí no lo es. Es importante cuidar y preservar la pasión, pero tenemos que trabajar con eso, profesionalizar. No voy a decir que CONMEBOL es una organización profesional, pero yo asumí una entidad que conducía como si fuera un negocio personal, de dos o tres personas. Estoy tratando de proteger la organización y a su gente. Es necesario que haya un cambio interno para que esto genere más calidad de trabajo.