ARGENTINA 0-1 ECUADOR

Argentina no carbura y queda al borde de la eliminación

Argentina no carbura y queda al borde de la eliminación

La selección Sub-20 de Batista pierde con Ecuador 1-0 en la tercera fecha del Sudamericano de Chile y queda al borde de la eliminación del torneo.

Argentina entró al partido con una cosa clara: los tres puntos tenían que ser para ellos. Desde el primer minuto los de Batista lo intentaron en ataque con un De la Vega que ingresó desde el arranque después de los buenos minutos contra Paraguay y fue el mejor del primer tiempo. El de Lanús tiene habilidad para encarar y no se esconde nunca.

La Sub-20 mostró buenas sensaciones en el juego en ataque. Por un lado con De la Vega, por el otro con Julián Álvarez. Los dos jugadores permutan y cambian posiciones, algo que ayudaba a Lo Celso para que pudiera jugar por medio sin ningún problema. El de Central se movía bien entre líneas. Las mejores jugadas llegaba y las ocasiones se hacían notar, sobre todo por el de Lanús y Maxi Romero.

El delantero, autor del gol contra Paraguay, no tuvo grandes chances pero siempre que le llegó la pelota intentó tirar al arco. La chance más clara del partido llegó de la mano de Sosa. El de River le pegó desde afuera del área y el arquero ecuatoriano, Moisés Ramírez, se lució con una gran atajada.

Argentina empezó el segundo tiempo de la misma manera que se fue al entretiempo: presionando y buscando el primero. Insaurralde es el que le pone alma a esta Selección después de la baja de Almendra. El de San Lorenzo no deja una pelota por perdida. Álvarez tuvo una gran ocasión pero no pudo convertir.

Minutos más tarde, el jugador de River lo dejó solo a Romero que quiso gambetear a Ramírez. El del PSV no decidió bien y desaprovechó la chance más clara del partido hasta el momento.

Era hasta el momento porque a los 10 minutos del segundo tiempo llegó la sorpesa. En una jugada aislada, Alvarado hizo un golazo. El diestro le pegó desde el borde del área al primer palo y Roffo nunca pudo llegar pese a la estirada. Ecuador sacaba petróleo de la nada.

Después de eso el partido siguió en la misma dinámica: Argentina atacaba, de manera lenta pero atacaba, Ecuador se defendía y la Albiceleste no podía. Los ingresos de Colidio y Almada no alteraban el ritmo del partido y Argentina sufría.

Batista daba entrada a Gaich. El de San Lorenzo tuvo alguna chance pero se equivocaba en el último pase. La selección, cuando entra él, confía en su juego aéreo y en su capacidad goleadora pero no tenía suerte de cara al gol. Ecuador seguía perdiendo pelotas y no aprovechando las chances de contra, algo que daba respiro a la Argentina.

Colidio tuvo el gol del empate pero Ramírez fue sin duda el jugador del partido y sacó una mano espectacular. Ecuador seguía sin poder definir el partido y Argentina lo intentaba una y otra vez.

Así lo intentó hasta el último momento pero sin premio. Gaich tuvo un mano a mano en el final del partido pero no le pegó bien. Argentina está contra las cuerdas y un mal resultado contra Uruguay en el próximo partido la puede dejar fuera del certamen.