NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SAN LORENZO

La difícil transición de San Lorenzo: refuerzos y salidas

Con el receso veraniego, y de la mano de un Jorge Almirón que, dentro de lo posible, podrá conformar el plantel a su gusto, San Lorenzo inició su deconstrucción.

Actualizado a
La difícil transición de San Lorenzo: refuerzos y salidas

Analizar su presente, detectar errores del pasado e intentar corregir el rumbo para el futuro. Con el receso veraniego, y de la mano de un Jorge Almirón que, dentro de lo posible, podrá conformar el plantel a su gusto, San Lorenzo inició su deconstrucción, con vistas a un 2019 en el que tendrá la Copa Libertadores como máximo objetivo.

El paso de Claudio Biaggio fue finalmente, y tal como se suponía, de transición. El “Pampa”, pese a cosechar una buena cantidad de puntos, no pudo imprimir nunca un sello distintivo para su equipo. Y vio marcado el camino de su salida tras la eliminación de la Copa Argentina ante el modesto Temperley.

Es cierto que Biaggio no contó con ningún guiño de la suerte ni con una billetera abultada para buscar variantes. Y no menos verdadero es que padeció la ausencia durante buena parte de 2018 de Fernando Belluschi.

Una tendinitis rotuliana en su rodilla izquierda alejó de las canchas, entre marzo y septiembre, al generador de juego por excelencia, y el “Ciclón” lo sintió. A San Lorenzole alcanzó para terminar tercero en la Superliga que ganó Boca, pero todo aquello resultó poco cuando trascendió las fronteras.

Prueba de ello fue la eliminación prematura de la Copa Sudamericana, a manos de Nacional de Uruguay. Claro que a los octavos de final de ese certamen continental no había llegado del todo holgado. De hecho, lo hizo tras perder en la cancha los dos partidos con Deportes Temuco.

Fue una sanción al equipo chileno por la mala inclusión de un jugador lo que le permitió al elenco azulgrana superar la primera instancia, porque la Conmebol le dio por ganado el encuentro de ida.

Por lo demás, el “Pampa” sufrió. Porque Rubén Botta no termina de despegar y Bautista Merlini y Nahuel “Perrito” Barrios no pudieron explotar, aunque el “Mago”cuenta con el atenuante de haber estadoun largo tiempo inactivo por una seria lesión.

En favor de Biaggio, por el contrario, puede contarse la consolidación en Primera de Nicolás Reniero y de otros tantos juveniles a los que conoció en su paso por las divisiones inferiores. Además, recuperó a un baluarte de la defensa como Fabricio Coloccini y apuntaló a Nicolás Blandi como capitán y referente.

Luego el ex goleador del San Lorenzo campeón modelo 1995 marchó, y el equipo de Boedo fue en busca de un viejo anhelo como Almirón. El técnico bonaerense asumió la responsabilidad de ponerse a trabajar de inmediato, cuando no lo fueron a buscar, sin esperar hasta el receso, y pagó ese precio.

Cuatro partidos sin victorias, con tres empates y una derrota, fue el récord que cosechó el entrenador bonaerense en sus primeros partidos en la institución, todos por Superliga.

El inicio del descanso de los futbolistas coincidió con el comienzo de la ardua tarea dirigencial, para conformar a un técnico que ya sumó a tres viejos conocidos como los colombianos Gustavo Torres y Raúl Loaiza, y recientemente el arquero Fernando Monetti, todos ellos provenientes de Nacional de Medellín, anterior equipo de Almirón.

Además de enderezar el rumbo en la Superliga, y de ir en busca de revancha en la Copa Argentina, San Lorenzo apuntará sus misiles a la la Copa Libertadores, certamen en el que integrará el Grupo F con Palmeiras, Junior de Barranquilla y un cuarto equipo que podrían ser Melgar, Universidad de Chile, Delfín, Nacional de Paraguay o Caracas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?