RIVER PLATE

Fiesta Monumental

Al subir al escenario, Gallardo compartió la Copa con el plantel y junto a Maidana y Ponzio levantaron el trofeo y se la exhibieron a la multitud.

0
Fiesta Monumental
Juan Ignacio Roncoroni EFE

El plantel de River Plate arribó hoy a la Argentina tras 18 días fuera del país y tuvo un gran festejo junto a su gente en el estadio Monumental, donde exhibió la Copa Libertadores de América que ganó en Madrid ante Boca Juniors.

Los jugadores llegaron a Ezeiza alrededor de las 17, se subieron a un micro y en una caravana organizada por los hinchas pisaron el Monumental recién a las 19.45. La demora de debió a que el camino estuvo colapsado por la gran cantidad de fanáticos que desde temprano esperaron a sus ídolos.

La fiesta comenzó a las 20.20, con el anuncio de los futbolistas de parte de los conductores del evento. El plantel salió por el túnel que conduce al vestuario local, los jugadores pasaron por una arcada con la leyenda “El Más Grande de la Historia”, y siguiendo por una alfombra roja hasta llegar al escenario principal.

El ingreso de los futbolistas comenzó con los juveniles de mejor rodaje y los siguieron: Julián Alvarez, Santiago Sosa, Enrique Bologna, Julio Moreyra, Nicolás De La Cruz, Lucas Martínez Quarta, Germán Lux, Bruno Zuculini, Milton Casco, Gonzalo Montiel, Camilo Mayada, Exequiel Palacios, Ignacio Fernández, Rodrigo Mora, Javier Pinola, Ignacio Scocco, Enzo Pérez, Lucas Pratto, Gonzalo Martínez, Jonatan Maidana y Leonardo Ponzio.

Rafael Santos Borré, Juan Fernando Quintero y Franco Armani fueron reconocidos, pero no estuvieron presente porque viajaron a Colombia por cuestiones personales.

Luego fue el turno del cuerpo técnico y el momento de mayor ebullición se dio con el anuncio de Marcelo Gallardo, quien recibió la ovación más importante de la noche al grito de “Muuuñeeeco, Muuuñeeeco”, y fue el portador de la Copa Libertadores de América.

Al subir al escenario, Gallardo compartió la Copa con el plantel y junto a Maidana y Ponzio levantaron el trofeo y se la exhibieron a la multitud.

“Se vive un momento único, gracias a la gente por habernos esperado, tuvieron la paciencia para esperarnos y acá devolvimos la Copa a casa”, expresó el capitán Leonardo Ponzio.

Después llegó el discurso del entrenador a los fanáticos, a los que les agradeció el cariño constante y elogió haber ganado “la final más soñada del mundo”.

Tras las emotivas palabras de Gallardo, los jugadores se subieron al micro descapotable y recorrieron la pista atlética del estadio para festejar el título y seguir con el festejo. Con el paso del ómnibus, se iluminó el cielo con fuegos artificiales y candelas que se encendieron dentro del estadio.

Como finalización de la fiesta, se recreó el memorable gol de Gonzalo Martínez ante Boca en Madrid, junto a chicos de River, en una colorida puesta en escena reflejando a los niños y al Pity con luces blancas y rojas.

Los fuegos artificiales volvieron a adueñarse de la noche y los hinchas tuvieron junto a sus ídolos la celebración deseada, después de tanta espera.