AL AIN 3-0 ESPERANCE | MUNDIAL DE CLUBES

Al Ain muestra su poderío y se enfrentará a River

Al Ain muestra su poderío y se enfrentará a River

David Ramos - FIFA

FIFA via Getty Images

Al Ain será el rival de River Plate en las semifinales del Mundial de Clubes 2018. El anfitrión del torneo derrotó sin apuros al Espérance tunecino.

Al Ain será el rival de River Plate en las semifinales del Mundial de Clubes 2018. El anfitrión del torneo derrotó sin apuros al Espérance tunecino. El equipo dirigido por el croata Zoran Mamic se mostró contundente desde el inicio. En los primeros minutos de juego tuvo una ocasión clara de Caio para adelantarse. En la jugada siguiente abriría el marcardor Mohamed Ahmad con un remate de cabeza que castigaba la mala salida de Ben Cherifia. El gol sirvió para encender a las gradas de un Hazza Bin Zayed Stadium con un color y un ambiente especial. Digno de un Mundial de Clubes.

Los emiratíes no dejaron opción a Espérance. Su planteamiento era clara: esperar y salir con velocidad. Así llegó el segundo gol. Una recuperación en área propia se convirtió en una obra de arte gracias a la conducción de Caio y a la definición deliciosa de El Shatat. Nada pudieron hacer los tunecinos ante tal muestra de dominio. Había adolecido en el primer encuentro Al Ain de solidez defensiva, pero frente a los campeones africanos mostraron su mejor versión. Espérance tuvo el balón, lo manejó durante gran parte del partido, pero sus llegadas apenas inquietaron a Khalid Eissa, el portero de Al Ain que fue héroe en el anterior compromiso con Team Wellington por su actuación en la tanda de penaltis.

El guión se repetiría en el segundo tiempo. Pese a que los tunecinos manejaban la pelota, el partido estaba donde quería Al Ain. El tercer gol llegó gracias a una magnífica jugada individual de Caio que definió Bandar Al Ahbabi sin apenas oposición. Según iban pasando los minutos, los aficionados locales se hacían sentir más. Incluso, con el partido ya sentenciado, sacaron sus teléfonos a relucir para formar un gran espectáculo de luces.

El martes de 18 de diciembre, River tendrá que superar un equipo rodado (ha jugado dos partidos en tres días) y motivado que, además, contará con el respaldo de su gente, una de las aficiones que más se hace notar del continente asiático.