RIVER-BOCA

Asientos vacíos en el Bernabéu y problemas en los accesos

Los aficionados de ambos equipos comenzaron a entrar a las 18:00, dos horas y media antes. Sin embargo, no fue suficiente y algunos entraron con el partido empezado.

0
Aficionados de Boca intentan acceder al Bernabéu antes de la final de la Copa Libertadores.
J.P.Gandul EFE

Uno de los problemas que traía la final entre River y Boca era el reparto de entradas. El poco tiempo del que gozaba la CONMEBOL era el principal hándicap y se notó. Se vieron asientos libres tanto en los laterales como en los fondos, restando energía a ambas hinchadas. A esto hay que sumarle que los aficionados que vinieron desde Argentina fueron colocados en el último anfiteatro.

Otro de los problemas organizativos que tuvo el partido estuvo en los accesos. El grueso de los aficionados de ambos equipos empezó a entrar a las 18:00, dos horas y media antes del pitido inicial. Sin embargo, no fue suficiente y algunos entraron con el partido empezado. Los distintos controles que tenían que pasar antes de llegar al Bernabéu fueron demasiado lentos.

Además, la policía dejaba pasar a los hinchas de forma escalonada, medida de seguridad necesaria pero que realentizaba aún más la llegada al Bernabéu. Esto provocó que se viviesen algunos momentos de nerviosismo que afortunadamente no pasaron a mayores.