RIVER-BOCA

Boca y River radicalizan posturas previo a reunión en Conmebol

Boca y River radicalizan posturas previo a reunión en Conmebol

Natacha Pisarenko

AP

D' Onofrio acusó traición de Angelici, que se molestó por la filtración del pacto de caballeros. Boca apuesta a ganar en el tribunal. River quiere jugar como sea.

El sábado en el Monumenta, los presidentes de Boca Juniors, Daniel Angelici y River Plate, Rodolfo D'Onofrio, estuvieron alineados durante toda la tarde. El club xeneize quiso postergar desde el inicio el encuentro y encontró en su rival a su mejor aliado frente a las presiones de la Conmebol para que se jugara sí o sí ese día.

Con el pasó de las horas el escenario cambió. En el Hotel Madero, lugar de concentración de Boca, Angelici se encontró con un plantel y cuerpo técnico con una postura más radical: pedir la suspensión del encuentro y los puntos del duelo ante River. Angelici, que había firmado un papel de caballeros, tuvo que cuadrarse con la posición del club.

La posición quedó plasmada en un comunicado del club durante la tarde que obligó a la Conmebol a suspender el encuentro por segundo día consecutivo, y dejar la final sin fecha definida. "Yo estoy convencido de que los partidos se ganan en cancha, pero me debo a los socios de Boca. Presentamos los papeles para que la Conmebol los revise", afirmó.

En la otra vereda la actitud de Angelici fue tomada por sorpresa, y luego como un gesto claro de agresión. D' Onofrio se sintió traicionado por su par de Boca, y desde minuto el tono de las declaraciones fue diferente. "Vamos a jugar en la cancha de River y con gente", afirmó desafiante.

En Boca la guerra también estaba desatada. "River puede decir lo que quiere, pero no filtre el acta. El sábado se hizo un pacto de caballeros y hoy el acta estaba en los medios. Eso me molestó sobremanera. Me puso la gente de Boca encima", acusó Angelici.

Así, la reunión que sostendrá River, Boca en la sede de la Conmebol el martes se desarrollará en un clima de tensión y dos posturas antagónicas. River quiere jugar como sea. Boca ya apostó por ganar en el escritorio. La final sigue sin definirse.