RIVER-BOCA

La teoría de la conspiración en River sobre el ataque a Boca

La teoría de la conspiración en River sobre el ataque a Boca

JUAN MABROMATA

AFP

Hinchas Millonarios se han agarrado al argumento que lanzó Diego Latorre durante la emisión en FOX en la que dijo que podía tratarse de hinchas xeneizes infiltrados.

Nada se sabe sobre los motivos del ataque de varios hinchas de River al micro de Boca cuando llegaba al Monumental para la revancha de la final de la Libertadores. Ni siquiera se conocen los autores materiales de los hechos. Ninguno fue detenido por la policía, que tampoco custodió la zona como debía. Todos los detenidos, algunos de los cuales han sido ya liberados, fueron por las reyertas posteriores, no por el ataque en sí.

La fiscal Adriana Bellavigna ha abierto una investigación sobre los incidentes. En los próximos días recibirá todos los vídeos y el material necesario como para hacer un juicio de lo ocurrido. Mientras tanto, las especulaciones se suceden. La más considerable es la que relaciona a las barras de River con el ataque.

Lo dijo el jefe de seguridad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, al unir la confiscación de entradas y dinero en casa de uno de los líderes, Héctor Godoy, de la barra de River dos días antes del partido con el apedreamiento masivo del micro de Boca: "Esto está relacionado con el episodio del día del día viernes. Son mafias que están enquistadas en el fútbol hace más de 50 años. Lo de ayer tiene que ver con eso", afirmó.

Sin embargo, esta teoría, defendida por algunos periodistas y versión oficialista también de Boca, contrasta con otra que manejan en River y en especial sus hinchas. El primero en insinuarlo fue Diego Latorre durante la retransmisión de FOX durante el encuentreo. "Quién sabe si los responsables no fueron algunos infiltrados vistiendo la camiseta de River, no es descabellado pensarlo. El ataque fue en la calle".

De esta manera, hay quien considera que puedan haber sido incluso las barras de Boca las que hubieran atacado al micro de su propio equipo con el propósito de que le dieran por perdido el partido a River y Boca saliera campeón. Historias para no dormir de una Superfinal que está destapando lo más sucio y oscuro del fútbol argentino.