U. CATÓLICA 1 - O'HIGGINS 0

La UC

La UC

FELIPE ZANCA/PHOTOSPORT

Los cruzados

Que había nerviosismo en el reducto universitario quedó clara desde el minuto inicial. Ambos elencos no se mostraron proactivos en la fase ofensiva y el trámite, en extremo lento, lo caracterizaron las sucesivas combinaciones laterales entre los zagueros centrales. Parecía que nadie en el mediocampo ni en delantera quería recibir el balón. 

De a poco fue O'Higgins quien se apropio del desarrollo de las acciones. En dos maniobras de ataque, los rancagüinos demostraron que tenían un poco más de interés por abrir la cuenta. Una volea de Nicolás Mazzola y un disparo de borde externo de Alejandro Márquez asustaron a los hinchas locales.

La UC respondió a los 12 a través de Diego Buonanotte. El zurdo se abrió como puntero derecho, recibió libre y se fue directo hacia el arco. Su disparo con la izquierda pasó muy cerca del primer palo, cuando Miguel Pinto, el arquero de la visita, ya no podía llegar.

Tras eso, otra vez el duelo cayó en un nuevo momento de pausa, aunque los rancagüinos seguían controlando el manejo de la pelota. El local, entonces, rompió la tónica con dos acciones de recuperación del balón en zona ofensiva. La primera culminó con un cabezazo de Andrés Vilches que Tomás Alarcón detuvo con la mano, lo que no fue advertido por Roberto Tobar y no hubo penal. la otra finalizó con un disparo cruzado de Fuenzalida que estuvo a punto de convertirse en gol.   

Fue el mejor momento d elos cruzados en la primera parte. Claro, porque después Sebastián Sáez ganó la disputa aérea en un córner y su frentazo pasó muy cerca del poste derecho de la portería celeste. 

Las tres maniobras a fondo del local parecieron obtener recompensa a los 30': Márquez cargó por la espalda a Sáez y Tobar sancionó penal. Sin embargo, Luciano Aued ejecutó la falta con un diapro débil que Pinto desvió hacia el costado. 

El desperdicio afectó a la UC y potenció anímicamente a los forasteros. Retomaron el control del partido y atacaron con regularidad. En una acción, Juan Fuentes cabeceó en córner y cuando la pelota se dirigía hacia el arco, impactó en el abdomen de Sáez y luego en el brazo. Ajustadamente a reglamento, no hubo sanción del penal.

Parecía que ambos elencos se irían al descanso con el marcador en blanco. Pero, los cruzados en una maniobra de ataque veloz pillaron mal parada a la defensa visitante. Tras una habilitación de Vilches, Fuenzalida recibió solo por la derecha y, con un remate cruzado, anotó la primera cifra. Se cumplía ya el segundo minuto de descuento de la primera etapa.