Competición
  • Copa Sudamericana
  • Champions League
  • Liga Uruguaya - Clausura
  • Copa Argentina
Copa Sudamericana
Liga Uruguaya - Clausura
Racing de Montevideo Racing de Montevideo RAM

-

Club River Plate Club River Plate RIV

-

Club Atlético Juventud Club Atlético Juventud JUV

-

Progreso Progreso

-

Cerro Largo Cerro Largo CEL

-

Defensor Sporting Defensor Sporting DEF

-

Rampla Juniors Rampla Juniors RAM

-

Peñarol Peñarol PÑL

-

Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

Godoy Cruz Godoy Cruz GOD

-

River Plate River Plate RP

-

RIVER - BOCA | FINAL COPA LIBERTADORES

Crónica de otro papelón: la final imposible

Crónica de otro papelón: la final imposible

GUSTAVO ORTIZ

DIARIO AS

La final de la Copa Libertadores fue nuevamente suspendida. La Conmebol dio lugar al pedido de Boca. Los jugadores fueron licenciados hasta el martes.

La final de Copa Libertadores es la final imposible. Irrealizable. La Conmebol volvió esta mañana a postergar el partido y no tiene hasta el momento fecha y lugar de realización. El máximo organismo del fútbol sudamericano dio lugar a un pedido de Boca para que se suspendiera, alegando que su capitán, Pablo Perez no está en condiciones físicas de disputar la final. Y reclamó que se aplique el articulo 18 y se apliquen las sanciones correspondientes a River Plate.

El presidente de Conmebol, Alejandro Dominguez explicó la decisión de la postergación: "Es una vergüenza que estemos hablando de esta situación por unos inadaptados, es una vergüenza la imágen que se ha mandado al mundo. Esto no es lo que queremos. pero no están dadas las condiciones. No están las condiciones de igualdad. hay un equipo que fue agredido. Queremos que se juegue en igualdad de condiciones", dijo a Fox Sports.

Esta mañana Alejandro Dominguez, presidente de Conmebol había ratificado en la misma señal de televisión que la final se jugaría como estaba previsto desde ayer, a las 17 horas. Y se desplegó el operativo de seguridad en el estadio y en sus inmediaciones para que se celebre como se había acordado, después de la suspensión con la firma de los presidentes de River Plate y de Boca Juniors. Y se levantó la clausura que se había aplicado anoche al Estadio Monumental en tiempo record.

En la Avenida Libertador y en especial en la esquina de Eleodoro Quinteros, donde se produjeron las agresiones al micro que trasladaba al plantel de Boca Juniors, se ubicó un vallado y un dispositivo especial de seguridad para evitar que vuelvan a ocurrir inicidentes.

Los hinchas de River comenzaron a trasladarse desde temprano, con desazón. No hubo ni cantos, ni el color de banderas desplegadas. Tampoco vendedores ambulantes de souvenirs. Los hechos de violencia que se produjeron el día anterior le quitaron al hincha los ánimos de celebrar. Y perduró en ellos el malhumor por una jornada lamentable y bochornosa. Caminaban en silencio, por las calles, pendientes de que se confirmara si el partido se jugaría o no. Por seguridad, muchas familias decidieron dejar a sus hijos en casa quejándose por no vivir la final como habían soñado. A las 13 horas se abrieron las puertas de ingreso, y los hinchas millonarios se fueron ubicando en las bandejas del estadio.

Pablo Perez, el jugador más afectado las agresiones, debió ser trasladado esta mañana al sanatorio Otamendi nuevamente, para volver a ser examinado. Circularon rumores sobre que debía ser operado de la úlcera que sufre en su ojo por el impacto de un vidrio, pero finalmente fueron desmentidos. Boca pidió que fuera analizado por médicos de Conmebol. Pero eso no sucedió, y fue acompañado por el médico del plantel, Ortega Gallo. El certificado médico indicó que el jugador ve el 40 por ciento en su ojo izquierdo. Y fue constatado por un escribano, para que fuera presentado como prueba a Osvaldo Pancracio, director médico de Conmebol y constatar la gravedad de las lesiones que el mismo organismo no había constatado en el día de ayer, en el vestuario de Boca.

El club xeneize, amparándose en la situación médica de su capitán, quien no estaba en condiciones físicas para jugar, y otros jugadores afectados psicológicamente por agresiones que soportaron, pidió a Conmebol a través de un comunicado, cerca de las 13 horas, no jugar la final de la Copa Libertadores. No estaban dadas las condiciones de igualdad para que se dispute el partido, y exigieron sanciones a River Plate.

"El Club Atlético Boca Juniors realizó este domingo una presentación formal ante Conmebol para solicitar que la final de la Copa Libertadores se pueda disputar en condiciones de igualdad, tal como acordaron los presidentes de la entidad sudamericana, de Boca y de River, en el acta que firmaron el día sábado en el Monumental". Y solicitó además la aplicación de las sanciones previstas en el Artículo 18 de para que la Conmebol actúe en consecuencia.

Después de la presentación, y con miles de personas ya dentro del estadio, Conmebol dio marcha atrás en su decisión de que se juegue la final. "El Presidente y el Consejo decidieron en la mañana de este domingo la postergación del partido de vuelta de la final de CONMEBOL Libertadores 2018 con el objetivo de la preservar la igualdad deportiva", dieron en un comunicado en redes sociales. Y agregaron que "La nueva fecha de la final será analizada y decidida en una reunión en Asunción el martes 27 a las 10 de la mañana con los presidentes de los clubes finalistas, Boca Juniors y River Plate".

El partido no se jugará en la cancha hasta nuevo aviso, aunque se habla de la fecha probable del 8 de diciembre. Pero habrá otra disputa en los escritorios entre Conmebol: los dos clubes más grandes de la Argentina, se presentarán en Asunción ante la Unidad de Disciplina el próximo martes para definir cuando y donde se disputará la final.

Boca irá por la máxima: que le den el partido por ganado. River cree que no le darán lugar a su reclamo.

La final de la Copa Libertadores fue suspendida y todavía no tiene fecha para su celebración. Empieza otra disputa en los escritorios entre los dos clubes más grandes del fútbol argentino.