PUMAS
13
FIN
28
FRANCIA

PUMAS 13-28 FRANCIA

Derrota de Los Pumas en Lille

Derrota de Los Pumas en Lille

Un sábado más y una nueva derrota para Los Pumas. Esta vez el verdugo fue el seleccionado de Francia, que en el estadio Pierre Mauroy de Lille se impuso al representativo nacional.

Un sábado más y una nueva derrota para Los Pumas. Esta vez el verdugo fue el seleccionado de Francia, que en el estadio Pierre Mauroy de Lille se impuso al representativo nacional por 28-13, en un partido discreto, con un primer tiempo en el que los albicelestes arrancaron bien, pero fueron cediendo protagonismo hasta retirarse en desventaja por 11-10, y una parte complementaria en la que, como había ocurrido una semana atrás, casi todo fue del rival.

Entre los puntos más altos del equipo estuvo la ejecución del line –se perdió sólo una pelota y en el final- y el buen lanzamiento de ataques a partir de pelotas recuperadas. Lamentablemente, éstas últimas no fueron muchas y por eso el conjunto albiceleste no pudo obtener un mejor resultado.

El scrum volvió a ser el talón de Aquiles para los orientados por Mario Ledesma y además, sobre todo en la segunda parte, se perdió la lucha en el punto de contacto. Y finalmente los franceses terminaron aprovechando esa supremacía física y forzando errores para castigar a su adversario. 

La gira de Los Pumas continuará el próximo fin de semana en Edimburgo, donde espera el siempre complicado seleccionado de Escocia, que hoy cayó ajustadamente ante Sudáfrica en el mítico estadio de Murrayfield.

El inicio del encuentro no pudo ser mejor para los orientados por Mario Ledesma: una réplica veloz tras una pelota recuperada terminó con Ramiro Moyano apoyando debajo de los palos cuando había transcurrido poco más de un minuto.

Después, de a poco, el equipo albiceleste se fue diluyendo. Se desaprovechó una impecable obtención en la hilera con ataques lentos y predecibles, y el scrum volvió a ser un suplicio como en otras oportunidades.

Hubo penales en contra que derivaron en lines en terreno propio. Y desde esa formación los franceses comenzaron a tejer sus mejores ataques.

Como consecuencia de ello, el equipo argentino fue perdiendo protagonismo y aunque defendió bastante bien, los franceses lograron ponerse en ventaja con un par de penales de Baptiste Serin y un try de primera fase surgido en un line –el local también fue muy preciso en esa formación- que terminó Teddy Thomas en la bandera derecha.

Faltaban un tiempo por recorrer pero el cierre de la etapa con el marcador 11-10 favorable para los franceses no era un buen indicio. La imagen del final del segmento dejaba mejor parados a los galos.

Al igual que en la parte inicial, Argentina rápidamente se puso en ventaja en el inicio de la etapa complementaria, en este caso con un muevo penal de Sánchez.

Pero, enseguida perdió decididamente el protagonismo y fue casi todo de un equipo francés que no es gran cosa pero se las arregló para dominar en el contacto con su potencia física y sacar provecho de un par de errores del rival.

A los 8, volvió a pasar al frente el local después de una inteligente maniobra de Gael Fickou, quien se percató que la defensa argentina estaba volcada totalmente hacia un lado y se cortó hacia el otro para finalmente habilitar a Thomas, quien volvió a apoyar en la bandera derecha.

Y en el cierre, cuando el partido ya estaba 21-13 en favor del anfitrión, el capitán Guilhem Guirado capturó una pelota que no pudo controlar Tomás Lezana tras un line en cinco yardas y no tuvo más que zambullirse en el ingoal para sellar el marcador final.

Una derrota más ante rivales de primer nivel y van… Pero, esta no tuvo un sabor tan amargo, ya que Francia tampoco mostró mucho y el resultado es perfectamente reversible en el encuentro crítico de la fase inicial de la Copa del Mundo del año próximo.

Evidentemente, para conseguir dar vuelta la historia en Japón 2019, hay que mejorar en varios aspectos, principalmente el scrum. Y también habrá que ser más agresivos en defensa y en la zona de contacto.

Falta poco menos de un año para la cita ecuménica y las derrotas duelen. Pero, hay tiempo para mejorar y jugadores por recuperar. Por el momento no hay alerta roja, aunque el rendimiento del equipo argentino siga sin ser el que todos esperamos.