VÉLEZ

Almada: el pibe de Fuerte Apache que quiere ser el nuevo Tévez

El futbolista de Vélez de 17 años es una de las grandes apariciones de la Superliga. Un pibe normal que, a pesar de su progresión, sigue muy encariñado a su barrio.

Almada: el pibe de Fuerte Apache que quiere ser el nuevo Tévez

Ha nacido una nueva estrella en la Superliga. Thiago Almada es la nueva esperanza de Vélez Sarfield y un joven talento a seguir. Muchos lo consideran el mejor jugador argentino nacido en 2001. Con tan solo 17 años se ha ganado un puesto en el once de Heinze por su calidad y descaro. Juega como un veterano: la pide, encara y combina. Pero también desprende la ilusión de un pibe que quiere marcar una época en el fortín.

Se crió en Fuerte Apache, el mismo barrio humilde del que salió Carlos Tévez. De hecho, sus primeras patadas a una pelota fueron el la cancha de tierra de la Capilla de Santa Clara, como sucedió con 'Carlitos'. Con solo cinco años firmó con Vélez, donde escaló de categoría en categoría rápidamente con una progresión meteórica. A pesar de hacerse un nombre, Guayo, como lo conocen en el barrio, mantiene los pies en el suelo y no olvida sus raíces humildes. Un pibe normal, que le gusta la milanesa, visita a sus amigos varios días por semana a pesar de haber cambiado su domicilio y prepara asados los fines de semana a los que de vez en cuando acude Tévez, al que ve como un ídolo pero con el que tiene una buena relación.

Su talento es indiscutible. Almada es un jugador delantero moderno, de mucha movilidad y descaro, siempre con clara vocación ofensiva. Se maneja bien tanto dentro del área como fuera, siendo capaz de encontrar zonas de remate donde hay poco espacio pero también generando desequilibrio cerca del área. Cuentan que era la gran debilidad de Sampaoli. El ex seleccionador lo llevó de sparring al Mundial de Rusia y dejó buenas sensaciones entrenando con estrellas como Messi, Agüero y compañia.

Heinze ha sido su gran valedor. El 'Gringo' no reniega a destacar a su futbolista más prometedor, pero tampoco se recrea en el alago con la idea de no dañar su imagen. "Tiene unas ganas bárbaras y me lo está demostrando. Cómo no lo voy a poner. Es verdad que es muy joven y hay que darle mucha contención y herramientas", comentaba antes de su debut en Superliga.

Son ya seis partidos con Vélez. Dejó detalles en sus primeros minutos, pero el técnico se encargó de dosificarlo dándole paso cuando realmente lo necesitaba el equipo. Su gran momento llegó ante Defensa y Justicia: debutó como titular e hizo dos goles, aunque no le sirvieron al 'Fortín' para ganar el partido. Repitió en el once contra San Lorenzo, siendo el mejor en el ataque y mandando un balón al palo en la primera mitad.

Vélez deposita su confianza en un chico que ya asombra en Argentina y empieza a levantar interés en el extranjero. Guayo está preparado para marcar una época.