NBA
FINALIZADO
Sacramento Kings SAC

117

Oklahoma City Thunder OKC

113

Orlando Magic ORL

-

Toronto Raptors TOR

-

Washington Wizards WAS

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Miami Heat MIA

-

Brooklyn Nets BKN

-

New York Knicks NYK

-

Portland Trail Blazers POR

-

BOCA-RIVER

Superclásico Boca-River: una final extraña para Tevez

Superclásico Boca-River: una final extraña para Tevez

Siempre ocupa un lugar preponderante en sus equipos y sin embargo su situación podría ser diferente en la final de la Copa Libertadores entre Boca y River.

No está acostumbrado Carlos Tevez a mirar partidos importantes desde el banco de suplentes. Su calidad y personalidad lo llevaron siempre, a lo largo de su carrera, a ocupar un lugar preponderante en sus equipos. Sin embargo, su situación podría ser diferente en la final de la Copa Libertadores de América entre Boca Juniors y River Plate.

Campeón de la Libertadores y de la Copa Intercontinental con Boca en 2003, ganador de la Liga de Campeones y del Mundial de Clubes con el Manchester United en 2008, además de varios títulos locales en Argentina, Brasil, Inglaterra, Italia y China. Tevez siempre fue protagonista. "Vuelvo para ganar la séptima", dijo el delantero en su primera conferencia de prensa a su regreso a Boca el 9 de enero de 2018, después de jugar una temporada en el Shanghái Shenhua de China. "Me quiero retirar a lo grande, ganando la Libertadores", repitió en marzo de este año durante una entrevista para radio La Red.

Más allá de que pueda o no alcanzar el objetivo de obtener su segunda Libertadores, todo parece indicar que el "Apache" no será titular a sus 34 años en la final ante River, cuya ida se disputa este sábado y la vuelta el 24 de noviembre. Ni siquiera los dos goles del sábado ante Tigre por la Superliga harían inclinar la balanza a su favor. La situación de Tevez en Boca durante esta temporada es muy distinta a la de épocas pasadas. Su sorpresiva y millonaria transferencia al fútbol chino en 2017 enfrió la relación entre el ídolo "xeneize" y los hinchas.

Sumado a eso, su bajo rendimiento en este 2018 no solo lo relegó al banco de suplentes, sino que también transformó la ovación de cada fin de semana en tibios aplausos cada vez que es reemplazado. Lejos está ese día en que lo hinchas de Boca colmaron la Bombonera solamente para darle la bienvenida. Los números de Tevez en esta temporada no son tan diferentes a los del resto de sus compañeros de ataque. Lleva anotados 6 goles en 17 encuentros, tres de ellos en esta edición de la Copa. Sin embargo, su rendimiento no cumple con las expectativas del entrenador Guillermo Barros Schelotto, que suele elegir como titulares a Ramón "Wanchope" Ábila, Darío Benedetto o Mauro Zárate."Uno como entrenador sabe que tiene que tomar decisiones y hacer lo mejor para el equipo.

Así lo entiendo yo y así lo entienden los jugadores", dijo Barros Schelotto en conferencia de prensa hace un tiempo al ser consultado por la situación de Tevez. "El problema no es ni Carlos ni yo, son ustedes", disparó el entrenador a los periodistas. Lento en sus movimientos y menos determinante en el área rival, la versión 2018 de Tevez lo encuentra en un bajo nivel tanto como delantero de área como atacante más retrasado, las dos posiciones en las que jugó esta temporada. La actitud de Tevez fuera de la cancha también es distinta a la de otras épocas. A diferencia de otras oportunidades en las que ejercía presión al entrenador de turno a través de declaraciones a la prensa, ahora muestra un perfil más bajo y de cooperación con el equipo.

"No soy la primera opción para el director técnico, pero voy a sumar desde donde me toque", dijo en agosto al canal TyC Sports, tal vez consciente de su actualidad futbolística. El futuro de Tevez en Boca es una incógnita. ¿Se retira si gana la Libertadores? ¿Seguirá el próximo año en el club a pesar de no tener la titularidad garantizada? ¿Jugará en otro equipo? Una respuesta en clave de humor a un periodista brasileño que le preguntó sobre la posibilidad de volver al Corinthians, conjunto brasileño en el que fue ídolo en 2005, despertó la atención de todos. "Sí, cómo no", respondió "Carlitos" con una sonrisa.

0 Comentarios

Mostrar