BASQUET

El revolucionario proyecto de Pepe Sánchez

El revolucionario proyecto de Pepe Sánchez

“Me cansé de ver cómo en Europa y Estados Unidos se construyen espacios de elite, y los argentinos siempre pensamos que las cosas buenas pasan afuera”

Desde que jugaba en la NBA, el Real Madrid o el Barcelona y disfrutaba de los lujos y comodidades de lo mejor del mundo, una especie de mantra daba vueltas en la cabeza de Pepe Sánchez. “¿Por qué nosotros no podemos?”, era la frase que una y otra vez repiqueteaba en su cabeza.

Hasta que volvió al país en 2010 y puso manos a la obra. Paso a paso, la utopía dejó de serlo y se convirtió en realidad. El cerebro de la Generación Dorada armó un proyecto diferencial que, primero revolucionó el ambiente del básquet argentino y ahora sueña con impactar en alto rendimiento del país y, por qué no, de Latinoamérica.

“Me cansé de ver cómo en Europa y Estados Unidos se construyen espacios de elite, se desarrollan sistemas de calidad y los argentinos siempre pensamos que las cosas buenas pasan afuera”, explica hoy, ocho años después de haber arrancado con Weber Bahía Básquet, la entidad que hoy es sinónimo de organización, profesionalismo, vanguardia y futuro.

0 Comentarios

Normas Mostrar