BELGRANO 0-1 HURACÁN

El misil de Roa le dio tres puntos de oro a Huracán

El misil de Roa le dio tres puntos de oro a Huracán

Huracán se impuso 1-0 a Belgrano en el Gigante de Alberdi para sumar su cuarto éxito consecutivo en la Superliga y quedar como uno de los escoltas del líder.

Huracán se impuso 1-0 a Belgrano en el Gigante de Alberdi para sumar su cuarto éxito consecutivo en la Superliga y quedar como uno de los escoltas del líder Racing Club, a cinco puntos de distancia, en la continuidad de la séptima fecha.

El gol del triunfo lo marcó el colombiano Andrés Roa, con un tremendo misil que se colocó en un ángulo.

El “Pirata” no encuentra el rumbo con el cuestionado Lucas Bernardi, se quedó con diez por la expulsión de Sebastián Luna y en la próxima jornada afrontará el clásico con Talleres.

Belgrano salió a tomar el protagonismo, pero le faltó creatividad para lastimar a una defensa rival bien plantada. Después de unos primeros minutos de estudio, Huracán comenzó a manejar el balón en la zona media y a los 16 contó con su primera chance de peligro, con un mano a mano que Auzqui desvió frente al arquero Rigamonti.

El visitante dejó venir a Belgrano y apostó a la contra para tomarlo mal parado. A la media hora llegó la obra del colombiano Roa, quien le robó el esférico en el mediocampo a Gil Romero, avanzó y desde fuera del área sacó un tremendo derechazo que ingresó en el ángulo superior izquierdo de Rigamonti para el 1-0.

En los últimos quince, el nerviosismo se apoderó de Belgrano, hubo insultos al entrenador Bernardi y encima se lesionó Brunetta, quien tuvo que salir del campo y fue reemplazado por Sequeira.

Belgrano mejoró en el complemento, tuvo mayor protagonismo ofensivo ante un Huracán que jugó muy cerca de Marcos Díaz. A los 7, lo perdió Matías Suárez, con un bombazo que se fue apenas afuera, tras un pase en la derecha de Sequeira.

Otra vez el “Pirata” llegó con peligro cuando iban 15, con otro desborde por derecha de Sequeira, pero nadie la pudo empujar en el medio del área.

El local fue como pudo y el segundo tiempo tuvo la lesión del árbitro Mastrángelo, quien le dejó el lugar a Jorge Broggi para que tome las riendas del partido desde los 31 minutos.

La última le correspondió a Belgrano, con un potente derechazo que casi se le mete a Diaz, quien voló pero no llegaba a manotearla.

Huracán aguantó la ventaja y sumó un valioso triunfo en Córdoba para animarse en la pelea, frente a un rival que sigue en deuda, acumula cuatro juegos sin ganar y perdió en el cierre a Luna por expulsión.

0 Comentarios

Normas Mostrar