RIVER - RACING

River volvió y aplastó a Racing

El equipo millonario fue muy superior a la Academia y con goles de Pratto, Palacios y Borré logró el pase a cuartos de final de la Copa Libertadores.

GUSTAVO ORTIZ

El equipo millonario fue muy superior a la Academia y con goles de Pratto, Palacios y Borré logró el pase a cuartos de final de la Copa Libertadores.

River volvió a ser River en el partido decisivo frente a Racing y ganó el partido de principio a fin con una solidez anímica, táctica y futbolística que no había mostrado en este 2018. El Millonario se impuso por 3 a 0 con tantos de Pratto, Palacio y Santos Borré. Y se medirá en cuartos con Independiente después de eliminar a la Academia por primera vez en competición continental

Hacia mucho tiempo que no se venia al Millonario con una entrega futbolística, como la que ofreció esta noche en el Monumental, para confirmar que sigue siendo un equipo temible, al que le sientan mejor los compromisos grandes en los torneos internacionales que el torneo local. Y se llevó por delante a la Academia para conseguir el pase a cuartos de final.

A los diez minutos River ya puso a Racing contra las cuerdas en su propia área. Los de Gallardo bloquearon los espacios a los de Coudet, obstaculizándoles el juego. Y la Academia pareció desconcertado ante la firmeza de su rival, y no encontró ni las sociedades ni la inventiva para contrarrestar el muro del local.

La receta del Muñeco, llevada a cabo durante el partido por su asistente Matias Biscay, (por la suspensión del entrenador que le impuso Conmebol por ingresar tarde durante el partido de ida), fue poblar el medio campo de jugadores, y abrir la cancha con los laterales bien abiertos. Cuando los mediocampistas tocaron con el compromiso en la recuperación de Enzo Perez y Santos Borré y apareció la movilidad de Nacho Fernandez, Quinteros y Palacio, para atraer las marcas, iniciar los cambios de ritmo, y Pratto comprometido en la tarea de estorbar la salida del rival, La primera chance de marcar la tuvo Casco, pasando al ataque, hizo el centro atrás y en una muy buena combinación la pelota, a con la llegada también de Montiel.

Pero el escarnio estaba preparado para que Pratto marcara el gol que le abriera el camino a los Millonarios. El cuestionado delantero, la apuesta de gallardo por la cual River pagó la cifra record de 11 millones de dólares, aún ni había retribuido con goles importantes el respaldo del entrenador. El destino le tenia preparado una noche como la de hoy, para empezar a reescribir su historia y callar las criticas. Y a los 11 minutos puso en ventaja a su equipo, después de de una muy buena combinación entre Nacho Fernandez y Borré quien le sirvió la pelota al delantero para que facturara en el arco de Arias.

Racing de contra pudo descontar con un remate de Sarabia, que controló Armani. Pero con el correr de los minutos a los de Coudet le fue costando más encontrar los espacios y llegar al área de Armani. Porque River presionaba alto, y el operativo desgaste dio sus frutos. Los delanteros presionaban en la salida y los mediocampistas mantenían el orden en el medio, y sumaba en el retroceso a los laterales para cortarle los caminos a la Academia. Con la entrega y la coordinación que mostraron los jugadores le cerraban los caminos a la Academia.

Racing estaba desconectado del partido. No tuvo ni intensidad ni juego asociado. Cometió además errores en el retroceso, desconectados Dominguez y Cardozo, y lo aprovechó River.

Tampoco pesaron sus individualidades. Ni Lisandro Lopez ni Centurión, más ocupado en la simulación que en el juego, tuvieron la claridad para la conducción y Bou, estuvo ausente. De una jugada de ataque de Racing, llego el error grosero de Nery Cardozo y el rebote que terminó en el gol de Palacio y su categoría para marcar el 2-0.

Sobre el final del primer tiempo, Pratto le puso el centro atrás a Nacho Fernandez pero no le pudo dar con la zurda, y la pelota se fue desviada. Lo tuvo también Palacio para aumentar el marcador, después de un centro, pero no logró poner la pelota en el arco e Arias. El partido pudo acabar en en el primer tiempo 4-0.

En la segunda parte, River ya no tuvo la misma intensidad, pero Racing siguió sin encontrar la inspiración y se consoló con buscar alguna chance con remates de media distancia o generar alguna chance por el juego aéreo. Y la mejor la tuvo Bou, pero Armani le quito la chance de descontar. Pero no consiguió siquiera emparejar la serie. Porque llegó el tercero, con un gran toque de Santos Borré que puso el pie justo y mandó la pelota junto al palo de Arias.

Justo después se organizó una tangana, cuando Pérez provocó al marchase sustituido y Centurión respondió con agresividad. Ambos acabaron expulsados.

Y los Millonarios acabaron celebrando la victoria por 3 a 0 y el pase a cuartos de final en la Copa Libetadores. Independiente, el Rey de Copas los espera.

0 Comentarios

Normas Mostrar