Competición
  • Amistosos
Amistosos
Panamá Panamá PAN

-

EAU EAU EAU

-

Montenegro Montenegro MON

-

Bielorrusia Bielorrusia BLR

-

Croacia Croacia CRO

-

Georgia Georgia GEO

-

Panamá Panamá PAN

-

Bolivia Bolivia BOL

-

Perú Perú PER

-

Chile Chile CHI

-

ASTV

SELECCIÓN

Gio Simeone: potencia y remate con Cristiano como referente

Digno hijo de su padre, el mayor de los Simeone es todo corazón. Un delantero capaz de marcar en cualquier remate. "Es un ejemplo a seguir", comenta sobre el portugués.

En la renovación que debe sufrir la selección argentina en los próximos meses, parece que Giovanni Pablo Simeone tiene un hueco. El delantero de la Fiorentina, el mayor de los hijos del 'Cholo', ha tenido una evolución constante e imparable desde su debut con River Plate en el año 2013, cuando solo tenía 18 años. Ahora le llega su momento en la Albiceleste tras ser citado por Lionel Scaloni en una lista que huele a renovación.

Gio quemó etapas rápidamente. Aunque debutó en el conjunto millonario muy joven, año tras año la llegada de nuevos jugadores no le permitía lucirse. Su gran valedor fue Ramón Díaz, pero luego llegó Marcelo Gallardo, que no tenía la misma confianza en él. Nunca llegó a ser el delantero que necesitaba el 'Muñeco'. La irregularidad y la la juventud penalizaron a un futbolista al que le cambiaría la vida en el año 2015.

En enero entró en la lista de convocados para el Sudamericano sub-20 que se disputó en Uruguay, en lo que era un preludio del Mundial que se celebraría en junio de ese mismo año. Su rendimiento en aquel torneo fue superlativo. Marcó 9 goles en 9 partidos y la Albiceleste acabó saliendo campeón mostrando una superioridad notable. El 'chasco' llegó en el Mundial de Nueva Zelanda, para el que las expectativas eran muy altas y el combinado nacional no pudo pasar de la fase de grupos. Gio marcó uno de los cuatro goles que del equipo en el torneo.

De Banfield a Europa

Tan solo un mes después fue cedido a Banfield. El cuerpo técnico decidió que necesitaba desfogarse en otro equipo de primera división, y tenían razón. Jugando tanto en punta como de extremo diestro Gio marcó 12 tantos en 39 partidos, demostrando que podía rendir si tenía confianza. También fue clave su cambio físico: ganó músculo y potencia, convirtiéndolo en un atacante muy molesto para las defensas rivales.

No tardaron en ojearle desde Europa, y su salto se dio en 2016. El Genoa pagó 5 millones a River para hacerse con uno de los delanteros más prometedores de Sudamérica. En la liga italiana ganó experiencia, curtiéndose en un campeonato en el que la cultura defensiva está más que arraigada. 'Pegándose' con algunos de los mejores centrales del mundo aprendió a moverse y a buscar huecos, además de alcanzar su plenitud física. 37 partidos y 14 goles fueron suficientes para dar el salto a un equipo de un nivel superior.

En el mercado del año pasado lo fichó la Fiorentina, que pagó 15 millones. El flechazo entre el jugador y el club fue instantáneo. Gio es adorado por la afición 'viola' gracias a su trabajo y fuerza. El responde a ese cariño con goles y buen juego. El problema para ellos es que parece que no durará mucho en el Artemio Franchi.

Este mismo verano ya han sido varios los equipos que han preguntado por el delantero. Desde Italia aseguran que el Tottenham ofreció 40 millones por él en el mes de junio. Esa misma cifra ofertó el equipo dirigido por su padre, el Atlético de Madrid, pero ambas fueron rechazadas por la 'Fiore', que cree que puede sacar más dinero por una promesa como él.

Remate y corazón

Gio es digno hijo de su padre. Un futbolista que es todo fuerza, todo garra, todo corazón. Son recurrentes sus carreras a la presión, sus ayudas a la hora de robar el balón y sus peleas con los centrales rivales en busca de un espacio para hacer gol. Esto acompañado de un físico privilegiado, ya que sin ser muy alto tiene mucha fuerza y potencia, además de una capacidad innata para llevarse los balones divididos. En este aspecto sus carácterísticas son similares a las de Cristiano Ronaldo, referente para Simeone. "Es un ejemplo a seguir", comentaba sobre el crack portugués en una entrevista recientemente.

Es un rematador nato, capaz de convertir cualquier balón en gol. Ha dejado goles para el recuerdo con golpeos acrobáticos o de cabeza cuando parecía imposible. Sin embargo, su cuenta pendiente es la técnica. Le cuesta tanto la asociación como la conducción, llegando a entorpecerse con el balón en algunas ocasiones. Aunque participa poco en el juego del equipo, los nueves modernos deben ser capaces de combinar.

Aunque parece la última opción en la delantera, es una alternativa interesante para Scaloni. Un jugador que puede sacar de quicio a las defensa rivales y que en cualquier jugada es capaz de marcar gol.

0 Comentarios

Normas Mostrar