Bale: cuatro ratos, siete goles

REAL MADRID

Bale: cuatro ratos, siete goles

Bale: cuatro ratos, siete goles

Octavio Passos

Getty Images

El galés tiene el mejor promedio goleador del equipo en Liga. Es, junto con Asensio, el segundo máximo artillero de la plantilla. Sólo Cristiano, con 16 dianas, les supera.

Un Bale excelso en ataque tomó los mandos del ataque madridista ante el Celta. A penas ha tenido minutos esta temporada por las lesiones, pero los ha aprovechado. Se posiciona como el remedio a la gran sequía goleadora que vive el Real Madrid en Liga.

El madridismo enmudeció cuando vio a Wass realizando una vaselina a Keylor y adelantando al Celta en el marcador. Pero tres minutos después, la situación cambió. Bale arrancaba en velocidad, una carrera de las que antes no se atrevía a realizar por miedo a romperse, y batía a Rubén con un tiro cruzado. Volvieron a transcurrir tres minutos y el galés daba un vuelco al partido (1-2). Sonreía. Acababa de dar un golpe en la mesa y anunciaba su regreso. En tan sólo tres minutos había realizado los mismos goles que Karim Benzema en todo el campeonato. Pero no fueron suficientes para llevarse los tres puntos de Balaídos.

El Expresso de Cardiff comunica que vuelve a estar en marcha. Se posiciona en el escalafón de pichichi del equipo en Liga con cuatro goles, los mismos que Cristiano, Isco y Asensio. Pero Bale es el que menos minutos necesita para ver portería: 71. Ceballos, el segundo, cada 93'. El mallorquín necesita 127'; Mayoral, 117'; el portugués, 289'; Isco, 267, y el delantero francés, 441' .Deportivo, Real Sociedad y Celta han sido las víctimas del ‘11’ blanco en el campeonato nacional. En todas las competiciones se posiciona como segundo máximo goleador, junto con Asensio (7). Sólo Cristiano está por delante, con 16 goles, gracias a la excitación que le provoca jugar en Europa, donde ha anotado nueve tantos. 

En este momento, gracias a su recuperación y mientras las lesiones lo permitan, Bale se posiciona como el revulsivo de Zidane en lo que resta de temporada, el ‘fichaje’ de invierno. El francés confía en él, y parece que ya ha cumplido casi el proceso de integración: en Balaídos disputó 83 minutos. Se mostró en un buen estado de forma: se marchó en velocidad y comenzó enchufado ambas partes. Pero sigue mostrando deficiencias en su juego defensivo. No se mostró solidario ayudando en tareas defensivas. Y ahora mismo, el Madrid está necesitado de marcar goles y de no encajarlos.

0 Comentarios

Normas Mostrar