Un derbi de necesitados

ATLÉTICO-REAL MADRID

Un derbi de necesitados

Cristiano Ronaldo, del Real Madrid y Antoine Griezmann, del Atlético de Madrid, pugnando por un balón.

Curto de la Torre

AFP

El Atlético comparece sin despejar dudas sobre su juego, el Madrid, obligado a no perder. Cristiano y su sequía, Griezmann y sus 'novias'. Un derbi con presión para ser aún noviembre...

Es pleno otoño y el derbi entre Atlético y Real Madrid de este sábado viene sin frío ni lluvia, pero plagado de necesidades. Los de Simeone no pierden pero su juego no enamora y lo de Europa pesa. Los vecinos de Chamartín, sin margen de error desde Montilivi, podrían salir de esta jornada a 11 puntos del Barça si se les tuerce la primera visita al Wanda de su historia. Y Griezmann y Cristiano, por motivos diferentes, en el disparadero. ¿Quién necesita más el triunfo?

 

Un Atleti atascado

Entre críticas al juego plano del equipo y abonado al empate en Liga (cinco, sólo superado por el Levante, con seis), el equipo de Simeone no ha dado aún un zarpazo esta temporada. Se quedó a medias con el Barcelona, en Europa se tambalea, aún no se le nota tan cómodo en el Wanda como en el ya jubilado Vicente Calderón y el Madrid siempre le altera el termómetro emocional. Para bien o para mal. El último derbi liguero como local fue un 0-3.

 

Una derrota descuelga al Madrid

El Madrid está obligado a ser el primero que arranque la condición de invicto liguero del Wanda Metropolitano. Más que por el dato, por sí mismo. Aunque Zidane relativice las distancias en términos de puntuación, once de desventaja contra el Barcelona cuando aún no se ha cubierto un tercio del campeonato, suena a losa. La estadística ya la tiene en contra. También se pondría por debajo del Atlético. Las alarmas empezarían a sonar con ruido ensordecedor.

 

Kroos y Modric

Ceballos aprieta y mucho. El internacional Sub-21 reclamó una oportunidad en día grande con ese hat-trick a Eslovaquia durante el parón FIFA y su estado de forma es incontestable. Todo lo contrario que Kroos y Modric, inamovibles de su condición de titularísimos, pero en problemas. Sus pérdidas de balón contra el Girona y el Tottenham hablan de dos jugadores, como mínimo, en un momento delicado. El croata viene, además, de la tensión de jugarse la repesca del Mundial. Ha vuelto fatigado pero, si juega, se va a jugar mucho.

 

Griezmann…

Pese a los intentos de Enrique de Cerezo por relajar el sentimiento de crispación de parte de la hinchada atlética respecto al punta francés, lo cierto es que este sábado se le mirará con lupa. Necesita una noche grande para congraciarse con la que aún es su afición. Una hinchada que tampoco olvida cómo el francés se dejó querer por el Madrid tras el 1-1 de la temporada en el Bernabéu. Pero aunque Griezmann quiera irse a alguno de sus numerosos pretendientes, un papel protagonista le haría ganar tiempo y esquivar el runrún de la grada. Hasta junio queda mucho... Y si el galo está cuestionado, qué decir de Carrasco.

 

…Y Cristiano

Si alguien mira casi con ansiedad este derbi madrileño del sábado, ése es el astro portugués. Un solo gol en Liga en 11 jornadas y la pelota se le resiste a entrar pese a que bombardea las porterías rivales. En una semana en la que ha vuelto a enfriarse su relación con Ramos y reclama cariño, mientras se piensa por enésima vez si se va, el Wanda es una joya que no tiene en su colección y ante la presión, suele apretar. Una estrella apurada en un derbi de necesitados

0 Comentarios

Normas Mostrar