Estás leyendo

Indignacion contra depresión

REAL MADRID-BARCELONA

Indignacion contra depresión

El madridismo espera al árbitro y el título; el Barça, un milagro. Vuelve Modric y Sergi Roberto jugará por el lesionado Iniesta. Amenaza de pañolada contra los arbitrajes.

Imprimir

No hay Clásico desapasionado. Ni siquiera este segundo de Supercopa, muy inclinado hacia el Madrid, en el que se ventila un título, que sería el segundo del curso para el equipo blanco y el séptimo para Zidane o el que podría sacar al Barça de ese estado de shock en que le ha sumido Neymar, que iba a ser su puerta al futuro.

El partido llega desfigurado por la polémica expulsión de Cristiano en el Camp Nou. Apelación decide hoy si suaviza los cinco partidos de suspensión que le impuso el juez único de Competición por su expulsión y posterior empujón al desacertado De Burgos, aplicando a rajatabla el código disciplinario. Vista la redacción del acta, en el mejor de los casos le quitarán un partido. Ese lance y el penalti inexistente señalado a Luis Suárez han enfadado extraordinariamente al madridismo.

La pañolada

Zidane, que habitualmente sale con una ruleta a las habituales preguntas sobre el arbitraje, se confesó esta vez “muy molesto” por la sanción. “Ahí pasa algo”, dejó sobre la mesa. Está apalabrada una pañolada para el lorquino Sánchez Martínez, colegiado con dos años de experiencia en Primera e internacional desde enero. Fue ganado para la causa por su profesor de Educación Física cuando preparaba la Selectividad y lleva 16 años en el arbitraje. Fue el colegiado de aquel célebre Las Palmas-Córdoba, que interrumpió con los canarios en Primera por invasión del público y que acabó en el ascenso cordobés en el descuento. Hoy le alumbrarán todos los focos.

El Barça anda peor que hace tres días. Desde entonces sólo ha fichado a Paulinho, cuya presentación tampoco llenará el Camp Nou, y se ha ampliado la brecha entre el vestuario y la junta directiva tras la crítica del mánager deportivo, Pep Segura, a Piqué. En distintos grados se lo reprocharon ayer Busquets y Valverde.

Sin demasiado margen de maniobra y con Iniesta fuera del duelo por lesión (le relevará Sergi Roberto), las opciones del Barça pasan por Messi, al que el Bernabéu engrandece aún más, y por las gestas históricas. La página web del club azulgrana repasó los seis marcadores del pasado que les darían hoy la Supercopa: del 0-5 del 74 al 0-4 a Benítez pasando por Ronaldinho o el recordado 2-6 de 2009.

Vuelve Modric

El Madrid está más cerca de la orilla, pero presume un largo periodo de carestía sin Cristiano. A 15 de agosto ni Bale ni Benzema han marcado y a Zidane le cuesta cada día más defender su titularidad, más si quienes les relevan desde el banquillo mejoran mucho al equipo, especialmente Asensio, cuya suplencia es objeto de denuncia en la grada. Sobra equipo y (sin Cristiano) falta gol es la conclusión.

Esta noche regresa Modric y posiblemente sale Kovacic, lo que mejora la inventiva del Madrid pero libera de ataduras a Messi. No se esperan más retoques, a salvo de que Zidane vaya por detrás de los acontecimientos y por delante del partido que abre la Liga, ante el Deportivo.

Aunque únicamente no pagarán los euroabonados, gran parte de la hinchada está de vacaciones y el horario es disuasorio, los datos ofrecidos por el club apuntan al lleno en el Bernabéu. No hay inclemencias conocidas que puedan acabar con el Clásico.

0 Comentarios

Normas Mostrar