Estás leyendo

De Balones de Oro a pufos: los últimos brasileños del Barça

BARCELONA

De Balones de Oro a pufos: los últimos brasileños del Barça

De Balones de Oro a pufos: los últimos brasileños del Barça

AS

Desde la incorporación de Ronaldo en la temporada 1996/97 el club blaugrana tuvo aciertos (Rivaldo, Alves...) pero también fracasos (Rochemback, Douglas...).

El Barcelona parece tener marcado en rojo en la agenda de fichajes el nombre de dos futbolistas brasileños: Paulinho y Coutinho. A los dos centrocampistas, el primero del Guangzhou Evergrande y el segundo del Liverpool, hay que añadir al francés Dembélé como los tres jugadores por los que pelea el club para reforzar la plantilla tras la salida de Neymar tras el pago de su cláusula de 222 millones de euros por parte del PSG.

Paulinho podría convertirse en jugador del Barcelona en las próximas horas, ya que según ha publicado el Daily Mail existe un acuerdo entre el equipo blaugrana y el Guangzhou cifrado en 40 millones de euros. El centrocampista reforzaría una posición en la que Valverde ha pedido nuevas armas y regresaría a Europa de donde salió hace dos años y medio.

En el caso de Coutinho, el Barcelona espera acelerar la operación a partir de la solicitud del 'transfer request' por parte del jugador en la que pide oficialmente al Liverpool que le dejen salir con destino al Barcelona. Aunque esta medida no supone ninguna obligación para los ingleses, sí que demuestra que el jugador quiere cambiar de camiseta. El traspaso se cerraría en más de 100 millones.   

Desde el año 1996, donde el Barcelona incorporó a Ronaldo y a Giovanni, los fichajes de jugadores brasileños han sido habituales en la Ciudad Condal, pero no siempre han tenido la misma suerte. En el caso de los futbolistas más contrastados y con un gran valor de mercado en su llegada, con mayores similitudes al caso de Coutinho, el Barça ha solido acertar; desde el propio Ronaldo, que siguió los pasos de Romario y rindió a un fantástico nivel en su única campaña como blaugrana marcando 47 goles en 49 partidos, en el Barcelona ha sido habitual ver a futbolistas cariocas como estrellas en el club. Rivaldo sucedió al nueve en cinco temporadas al más alto nivel, Balón de Oro de por medio. Posteriormente fue Ronaldinho el que levantó tarde tras tarde a los aficionados del Camp Nou con su magia en los cinco cursos que militó en el equipo, ganando dos veces el título a mejor jugador del año. Dani Alves se convirtió en el mejor lateral derecho del mundo en sus ocho temporadas y Neymar recibió el título de sucesor de Messi y acompañante del argentino en las últimas cuatro campañas. 

Rivaldo y Ronaldinho en el partido de leyendas.

Pero en otras ocasiones, cuando el fichaje del jugador brasileño ha procedido de una liga menor y ha estado envuelto en mayores dudas respecto al nivel que puede ofrecer, ha sido habitual que no tengan el rendimiento deseado. Paulinho ficharía después de cumplir en julio 29 años y tendría ante sí la misión de disipar esas inseguridades que produciría su llegada entre los aficionados blaugranas, algo que no consiguieron hacer algunos de sus compatriotas. El recuerdo de Fábio Rochemback estaría entre ellos. El centrocampista llegó del Internacional brasileño a cambio de 9 millones en 2001. Participó en 68 partidos en sus dos temporadas como blaugrana, marcando cuatro goles, pero su nivel se alejó mucho del esperado. El jugador probaría suerte con una cesión al Sporting de Portugal y posteriormente sería traspasado al Middlesbrough por 1,5 millones. Tampoco Sonny Anderson tuvo suerte en su llegada en 1997 para suplir a Ronaldo. Sus 18 millones se convirtieron en una losa y los 21 goles en 68 partidos que logró no fueron suficientes para que continuase más de dos temporadas. Se marcharía al Olympique de Lyon por el mismo precio que por el que llegó. Geovanni y sus 21 millones fueron uno de los grandes fracasos de Gaspart como presidente. Tres goles en 43 partidos en un año y medio y un traspaso al Benfica por 15 millones fue su balance. Los fichajes de Henrique y Keirrison por 22 millones procedentes del Desport Brasil son un gran misterio, ya que ninguno llegó a debutar con la camiseta del Barcelona. Por último está el de Douglas, que jugó 8 partidos en dos temporadas tras llegar desde el Sao Paulo. 

Rochemback con el Barcelona.

Otros jugadores brasileños no tuvieron un mal rendimiento en el club, sin brillar por su nivel pero mostrándose cumplidores. Belletti dejó su nombre para la historia con el gol de la segunda Champions League contra el Arsenal rompiendo el empate en el minuto 81. Edmilson tuvo un buen nivel en el centro de la defensa y el centro del campo tras su fichaje procedente del Olympique de Lyon y Adriano pudo suplir las bajas cuando había ausencias entre los laterales titulares. Por último Maxwell y Sylvinho también rindieron como laterales izquierdos suplentes. Mientras, Motta y ahora Marlon llegaron al segundo equipo con la idea de ascender al primero. El italobrasileño lo logró y el defensa lucha por conseguirlo. 

Jugador brasileño Temporada Procedencia Precio
Ronaldo 1996/97 PSV 15M€
Giovanni 1996/97 Santos 5,5M€
Rivaldo 1997/98 Deportivo 23,5M€
Sonny Anderson 1997/98 Mónaco 18M€
Geovanni 2001/02 Cruzeiro 21M€
Rochemback 2002 Internacional 9M€
Thiago Motta 2001/02 Barcelona B 0€
Ronaldinho 2003/04 PSG 32,5M€
Edmilson 2004/05 Olympique Lyon 8M€
Sylvinho 2004/05 Celta 1,5M€
Belletti 2004/05 Villarreal 6M€
Dani Alves 2008/09 Sevilla 37,5M€
Henrique 2008/09 Desport Brasil 8M€
Keirrison 2009/10 Desport Brasil 14M€
Maxwell 2009/10 Inter 4,5M€
Adriano 2010/11 Sevilla 9,5M€
Neymar 2013/14 Santos 87,5M€
Douglas 2014/15 Sao Paulo 4M€
Marlon 2017/18 Fluminense 5M€

0 Comentarios

Mostrar