Estás leyendo

Messi: 1.771 días ‘seco’ en los Clásicos del Camp Nou

SUPERCOPA | BARCELONA - REAL MADRID

Messi: 1.771 días ‘seco’ en los Clásicos del Camp Nou

Messi, en un rondo ante Cillessen, Alcácer e Ivan Rakitic, en el entrenamiento de ayer.

MIGUEL RUIZ

El argentino marcó su último gol local al Real Madrid en octubre de 2012. De sus 23 goles en los Clásicos sólo marcó nueve en casa.

Es un dato que impacta por tratarse del máximo goleador de la historia de los Clásicos. Messi lleva 1.771 días sin hacerle un gol al Real Madrid en el Camp Nou. Su último tanto de local, con Casillas en la portería blanca, fue el 7 de octubre de 2012. Un bello tanto de falta directa en un precioso Barça-Madrid que fue el mejor anuncio de LaLiga: 2-2 con dobletes del argentino y de Cristiano Ronaldo.

Desde entonces, Messi ha sido capaz de hacer un hat-trick en el Bernabéu en la temporada 2013-14 y el doblete del último día de Sant Jordi en un 2-3 que apretó el campeonato pero que, finalmente, no sirvió de nada al Barça.

En el Camp Nou, sin embargo, se secó en aquel partido de 2012 y lleva casi cinco años sin ver puerta con los blancos.

En términos globales, Messi es menos peligroso para el Madrid en el Camp Nou. De sus 23 goles en los Clásicos, sólo 9 han sido en el Estadi, un 40,9 por ciento. El 59,1% restante, 14 tantos, los firmó en La Castellana. El genio de Rosario, además, ha marcado 12 goles en total en la Supercopa de España: cinco de ellos fueron al Madrid, tres al Athletic de Bilbao y cuatro al Sevilla. Tenedor de numerosos récords individuales, también es el máximo goleador de la historia de esta competición.

Algo tristón con el adiós de Neymar, que era visto como el mejor socio posible del argentino dentro del campo (el brasileño le limpiaba mucho el campo visual), el barcelonismo se agarra más que nunca al icono Messi. Recién renovado hasta 2021, vuelve a sostener a peso un club que ha flotado los últimos años entre líos institucionales y judiciales y que ahora también se ha visto despojado en el campo de uno de sus ídolos. El mito, sin embargo, continúa.

0 Comentarios

Normas Mostrar