Competición
  • Liga Argentina
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Ligue 1

Mayweather y McGregor suben el tono y la emoción en Toronto

BOXEO

Mayweather y McGregor suben el tono y la emoción en Toronto

Mayweather y McGregor, durante el segundo showtime.

En Canadá se vio más tensión que en Los Ángeles. McGregor tuvo al público a su favor y lo aprovechó. Money buscó la provocación al inicio y al final.

La pasividad de salida de Mayweather, las provocaciones de McGregor, el cheque de los 100 millones de dólares, el traje del ‘fuck you’… Floyd Mayweather y Conor McGregor compartieron escenario poco más de 20 minutos en su primer cara a cara en Los Ángeles. Acabaron con una tensa discusión, creando más expectación todavía. Toronto era la segunda parada del show, de nuevo lleno total, incluso la organización cambió el evento de lugar dos días antes para alojarlo en un recinto con capacidad para 10.000 personas más. Las dimensiones se disparan al hablar del combate, y Canadá lo vivió en primera persona.

Mayweather fue el primer protagonista del careo. Se retrasó casi una hora por un atasco, lo que hizo que la impaciencia del público fuese mayor. La afición de Toronto iba con McGregor, tras eso Mayweather tuvo un ambiente más hostil. No le importó a Money, que cambió por completo su compustura. Salió bailando, puso su dedo casi en la cara de McGregor y buscó el careo desde el principio. Fueron separados una vez, pero Mayweather quería más y se volvieron a enzarzar.

Tiempo para las palabras y McGregor se aprovechó. El irlandés se sentía local. Tiró el micrófono del atril, tomó uno en su mano e interactuó con el público. “Fuck you Mayweather”, coreó al unísono. Lo repitió y lo acabó haciendo en la cara del boxeador. Éste se reía y se permitió tomarse un café mientras ‘The Notorious’ tenía la palabra. McGregor subió mucho el tono, los insultos y las amenazas sobre lo que hará en la pelea centraron su discurso. La tensión no paraba de crecer.

Cuando Mayweather tomó el relevo se le notó enfadado. ¿El público? ¿Las palabras de McGregor?, pero su malestar era notable. Se tomó su tiempo pensativo, buscó interactuar con el público… pero ésta vez no estaban de su lado. Increpó al irlandés, que buscaba humillarlo. “Me amas”, le espetó. ‘Te jo… el 26 de agosto” replicó el boxeador. Hizo gala de su dinero y sacó un fajo de billetes.

La temperatura subía y Mayweather pidió una bandera de Irlanda a un aficionado, imitó al irlandés que tomó la mochila del boxeador y sacó dos fajos de billetes. Cruce de palabras y nuevo cara a cara. Antes, Mayweather había minimizado la falta de apoyo del público. McGregor estaba crecido, tenía a 30.000 personas animándole, la gorra de Mayweather rozó la cara del irlandés. No hubo contacto. Aun quedan dos balas más, hay que mantener la emoción. El show no decae.

0 Comentarios

Normas Mostrar