MUERE MARADONA

Cinco hijos reconocidos y varias parejas con polémica: la historia más personal de Maradona

El legendario futbolista siempre describió a Claudia Villafañe como la mujer de su vida, aunque las cosas no terminaron bien entre ellos.

Actualizado a

Diego Armando Maradona, el que para muchos ha sido el mejor futbolista que ha existido en nuestro planeta, ha fallecido en su Argentina natal a los 60 años de edad tras sufrir un paro cardiorrespiratorio días después de haberse sometido a una operación de cabeza. El de Villa Fiorito deja así el recuerdo imborrable de un talento descomunal con la pelota y un hombre rodeado siempre de polémica en la prensa rosa por sus relaciones sentimentales y por su alto número de hijos que en los últimos años no ha dejado de crecer.

Tres nombres destacan en su vida amorosa. En primer lugar, el de Claudia Villafañe, la que muchos consideran la auténtica mujer de su vida. Hace años que están divorciados y han tenido diferentes disputas, pero es muy complicado hablar de la vida sentimental del Cebollita y no asociarla irremediablemente a la figura de Claudia. Su relación comenzó en 1977, poco después de que terminara su relación con María Esther Herman, cuando ambos tenían 17 años de edad y Maradona gambeteaba dejando ya atisbos de lo que sería poco después. Villafañe lo acompañaría en sus momentos más bellos sobre el verde, desde que jugaba con Argentinos Juniors hasta su paso por Boca, por Barcelona, por Nápoles, y por supuesto estuvo a su lado cuando el diez se alzó con el Mundial con Argentina en 1986.

Diego Armando Maradona y Claudia Villafañe, durante su boda en 1989.
Ampliar
Diego Armando Maradona y Claudia Villafañe, durante su boda en 1989.

En 1989 se casaron, pero para entonces ya habían fraguado una relación preciosa de la que nacieron dos hijas: Dalma y Giannina, que ya le dieron nietos a su padre con Roma en el caso de la primera y Benjamín en el de la segunda, fruto de su relación con Agüero. Maradona siempre la definió como la mujer de su vida, aunque su historia de amor no estuvo exenta de momentos malos ni de polémicas, sobre todo por la adicción a las drogas del futbolista y por algunas infidelidades del crack. Incluso el argentino estuvo al borde de la muerte y ella estuvo a su lado, aunque finalmente su relación terminó desgastándose y su romance terminó.

Diego y Claudia se separaron en 2003 cinco años después de que Maradona abandonara el hogar conyugal y muy pronto conoció a Verónica Ojeda e inició una nueva relación. Por su parte, Claudia comenzó a salir con el productor Jorge Taiana y lo ocultó durante años, pero unas fotos de este con Benjamín provocaron el enfado del Pelusa y la guerra comenzó. Diego la demandó por irregularidades en la división de bienes gananciales, por la compra de casas en Miami cuando aún estaban casados, por tener camisetas que había en su casa, por fraude a la AFIP, y comenzó a llamar a su pareja con el apodo de 'Tontín'.

Verónica Ojeda, madre de Diego Fernando, y Rocío Oliva, 30 años menor que él

De Villa Fiorito también procedía Verónica, otra de las mujeres con más repercusión en la existencia de Diego. En su caso, se conocieron en 2005 y muy pronto supieron que entre ellos había química, un intangible que les acercaba cada vez más. Pero al contrario que Claudia Villafañe, Verónica comenzó muy pronto a ganar visibilidad pública y más aún si cabe en 2013 con el nacimiento de Diego Fernando, el único hijo de la pareja.

Maradona posaba a menudo con su hijo Diego Fernando, por el que sentía auténtica devoción.
Ampliar
Maradona posaba a menudo con su hijo Diego Fernando, por el que sentía auténtica devoción.

Según diferentes informaciones publicadas en Argentina, cuando Maradona supo que estaba embarazada Verónica, la abandonó para irse con Rocío Oliva. Sin embargo, tras más de seis años de continuas idas y venidas, Rocío decidió alejarse definitivamente de él, a pesar de que mantienen cierto contacto, y en su país de origen dan por hecho que tiene un nuevo hombre en su vida con el que recientemente se fue de vacaciones a Brasil. Es la última mujer conocida en la vida de Diego, que durante muchos años protagonizó continuas reconciliaciones y peleas con sus exparejas en medio de una espiral autodestructiva. Aún así, hubo otros nombres relacionados a él, aunque en muchos casos solo son especulaciones: Graciela Alfano, Lucía Galán, Wanda Nara o Gisela Ramírez Méndez fueron algunos de ellos, además de Adonay Fruto, una cubana que supuestamente fue amenazada por Claudia Villafañe y que esperaba gemelos de Maradona, aunque finalmente los perdió.

Cinco hijos reconocidos y tres más en Cuba

El astro argentino fue padre en dos ocasiones con su primera mujer, Claudia, de Dalma y Giannina, las mismas que le hicieron abuelo por partida doble. Pero Maradona tuvo otro hijo, Diego Jr, en 1986 con la italiana Cristina Sinagra que fue reconocido muchos años después y que le ha dado también un nieto. Su cuarta hija fue Jana, cuya madre es Valeria Sabalain, y el quinto el mencionado anteriormente Dieguito Fernando, con Verónica Ojeda.

Pero no fueron los únicos, pues en marzo del pasado año, el abogado del de Villa Fiorito, Matías Morla, confirmó la existencia de otros tres hijos más en Cuba. Según su testimonio. el futbolista les pasaba dinero cada mes y solo se vieron una vez en 2016 cuando Maradona aprovechó su viaje al país caribeño para asistir al funeral de Fidel Castro. Además, desveló que podría tener un noveno hijo también de procedencia cubana y un décimo, Santiago Lara, que ya apareció en televisión asegurando que siente hijo de Maradona.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?