NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

RIVER PLATE

Un paso adelante en la búsqueda de River

El Millonario jugó un buen partido ante Newell’s, con un mediocampo con mayor vocación ofensiva, y Gallardo se fue conforme aunque también mostró cautela.

Actualizado a
BUENOS AIRES, ARGENTINA - AUGUST 13: Enzo Perez of River Plate kicks the ball during a Liga Profesional 2022 match between River Plate and Newell's Old Boys at Estadio Monumental Antonio V. Liberti on August 13, 2022 in Buenos Aires, Argentina. (Photo by Marcelo Endelli/Getty Images)
Marcelo EndelliGetty

La goleada de River sobre Newell’s este sábado en el Mâs Monumental no solo les sirvió a los dueños de casa para escalar varias posiciones en el torneo y llegar al cuarto puesto, sino también como un nuevo impulso a la confianza para la reconstrucción de un equipo aceitado y confiable.

Ya desde el armado de la formación, Marcelo Gallardo dejó en claro sus intenciones. Con el regreso de Nicolás De La Cruz y la inclusión de Juan Fernando Quintero por Rodrigo Aliendro, el DT optó por juntar a sus futbolistas de buen pie en la mitad de la cancha para dominar ese sector a partir de la tenencia y la buena circulación de juego.

Si bien el plan tardó unos minutos en arrancar, se empezó a ver cuando promediaba la etapa inicial y se consolidó con los goles de Pablo Solari. Con Agustín Palavecino como indiscutible ladero, el colombiano y el uruguayo manejaron los hilos y los ataques del Millonario recuperaron el sentido que no habían tenido en muchos de los encuentros anteriores.

Desaparecieron de a poco los centros sin destinatario, Lucas Beltrán dejó de ser un elemento aislado de lucha para convertirse en un engranaje más del circuito ofensivo y los laterales ya no fueron los principales responsables de llevar la lanza en cada avance.

Cada vez que el 8, el 10 y el 11 de River se asociaron, se vio un volumen futbolístico que hacía tiempo se extrañaba en Núñez. Aún así, los momentos de superioridad absoluta fueron esporádicos y el funcionamiento ideal sigue siendo un objetivo a perseguir.

Estamos atravesando un proceso. Nada es de la noche a la mañana. Hay trabajo, comportamientos, adaptaciones y exigencias”, reflexionó el Muñeco. En la misma línea, añadió con autocrítica: “Todavía hay algunos desajustes y necesitamos seguir trabajando para ser un equipo más confiable”.

La realidad marca que ese camino es más fácil de transitar cuando los resultados acompañan, aunque se consigan con más actitud que juego como contra Independiente o con buenos síntomas de un crecimiento colectivo como anoche.

En la búsqueda de un estilo definido, de un once de memoria y de la imposición de la autoridad que había perdido, el último campeón de la Liga Profesional dio contra La Lepra un paso al frente.

El próximo desafío será Arsenal, en Sarandí, y la misión será intentar sostener la curva ascendente. En un campeonato en el que los grandes llegan desde atrás, River viene tocando bocina y sueña con sobrepasar cada vez más rivales. Su estrategia, al parecer, es volver a juntar a los que juegan y hacen jugar al fútbol.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?