NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LA CELESTE Y BLANCA EN EL CORAZÓN

Saviola: “Hay que disfrutar de la Selección porque cuando se apagan las luces se extraña”

Su infancia, el consejo de sus padres, el debut tempranero en Primera, los títulos con Argentina y más: imperdible mano a mano del Conejo con AS en una nueva entrega de ‘La celeste y blanca en el corazón’.

Actualizado a
Argentine Javier Saviola celebrates after he scored the third goal against Ecuador during Group B Copa America soccer match at Elias Aguirre Stadium in Chiclayo, Peru, 07 July 2004. AFP PHOTO/Sebastiao DE SOUZA
PUBLICADA 09/07/04 NA MA20 3COL
SEBASTIAO DE SOUZAAFP

El cara a cara con la gloria lo tuvo de joven, pero jamás se mareó. Los flashes de las cámaras no lo obnubilaron y la cosecha de títulos no le impidió seguir siendo el mismo pibe de barrio. Su refugio siempre fue la familia y lo aprendido de chico lo usó como manual para manejarse en la vida.

Javier Saviola, otro de los que llevan la celeste y blanca en el corazón, atendió a AS, contó parte de su recorrido en el fútbol, se refirió a la experiencia de ser convocado varios años seguidos a la Selección Argentina y mostró su total devoción hacia la camiseta de su país.

Ampliar

¿Cómo se convive con salir campeón del mundo y debutar en Primera antes de los 20 años?

El tema de la fama era complicado, aunque siempre lo llevé muy bien y respeté a la gente que me daba cariño y admiraba mi fútbol. Debuté con 16 años en River y a los 19 ya había salido campeón del mundo juvenil con Argentina. Pasamos de ser una familia de barrio, que vivía en Belgrano, a tener gente afuera de mi casa o estar rodeados de personas a cada lugar que íbamos.

¿En quién te apoyaste durante esos primeros pasos en la élite?

Siempre me refugié mucho en mi familia, en los consejos de mis padres. Perdí a mi papá a los 19 años, pero tuve la contención de mi mamá. Ellos fueron los artífices de que yo continúe con los valores a lo largo de mi carrera. Me basaba en esa, en estar mucho con ellos.

Desde chico que fuiste jugador de Selección: ¿hubo tiempo para el disfrute o todo pasó muy rápido?

Disfruté mucho de mi etapa con la Selección Argentina. El debut, los entrenamientos, el Sub 20, salir campeón en mi país: fue todo espectacular. Además, tuve la suerte de tener un técnico como José (Pekerman) en el proceso formativo y eso me ayudó mucho. Él y todo su cuerpo técnico eran espectaculares.

Ampliar
MARTIN HEERINFOSIC

¿Y con la presión cómo te llevaste?

Lo disfruté, lo sentí. No hablo de presión, sino de responsabilidad por representar a tu país. Fui un privilegiado, estuve en los lugares donde cualquier jugador de fútbol quiere estar. Era consciente de eso, no solo en el momento sino también durante el proceso que te requiere un esfuerzo grande. Todo esto lo coroné en Alemania 2006.

Campeón del mundo, pero también medallista olímpico. ¿Qué recuerdo te quedó de Atenas 2004?

Ha sido de los logros más importantes de mi carrera. Ganar una medalla de oro, para cualquier deportista, fue impresionante. El grupo que fue a Atenas ya se conocía mucho, en lo personal y en lo futbolístico, y realmente fue espectacular. Subir al podio, escuchar nuestro himno fue espectacular. La villa olímpica, los viajes en micro, pasar tiempo al lado de otros deportistas hizo que todo eso sea especial. Yo estaba como un niño ahí, soy fanático del deporte en general.

Hoy, a la distancia y ya desde otro lado, ¿qué se te cruza por la mente cuando ves una remera o un partido de Argentina?

Lo primero que se me viene a la cabeza cuando veo una camiseta de Argentina es el privilegio que tuve por haber entrado en la historia de la Selección y hacerme muy reconocido por representar a mi país. Ahora, desde otro lado, lo único que quiero es apoyar a la Selección en las buenas y en las malas. Sé el esfuerzo que requiere ser jugador de Selección y lo lindo que es jugar con Argentina. Soy el primero que se pone feliz cuando nos va bien.

¿Te animás a dejar un consejo, un mensaje o simplemente una guía para quienes tienen la posibilidad de vestir la casaca argentina en la actualidad?

Jugar con la Selección Argentina es una responsabilidad enorme. El público argentino es exigente y al estar ahí siempre tenés esos momentos de posicionarte entre los mejores del mundo. Por la historia, por los jugadores que pasaron y porque siempre Argentina está entre los candidatos. Entonces, el consejo más lindo que puedo darles es que disfruten. Cuando se apagan las luces se extraña mucho. Hay que ser feliz dentro de la Selección y tener esos valores que requiere: comportamiento, unión y compañerismo para estar ahí arriba.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?