NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BOCA

Boca y un tropezón a tiempo

Justo en la previa de los octavos de Libertadores, el Xeneize tuvo un llamado de atención que le indicó que aún hay mucho por mejorar en lo futbolístico.

Actualizado a
JUAN MABROMATA / AFP
JUAN MABROMATAAFP

Cuando parecía que la derrota ante Central Córdoba en Santiago del Estero había sido algo fuera de lo común, que pasó porque en este deporte ocurren ese tipo de cosas, Boca recibió un llamado de atención ante Unión que lo obliga a abrir los ojos para mirar con mayor claridad hacia el futuro.

Lejos de realizar un análisis tremendista o caer en la crítica destructiva por un simple resultado adverso en la quinta fecha de un torneo largo, hay que marcar que el Xeneize involucionó en el juego colectivo y volvió a parecerse a esos viejos equipos que apostaban, únicamente, a la corrida o el desequilibrio de algún o algunos futbolistas. Ese, claramente, no es el camino a seguir.

En la previa del primer partido frente a Corinthians, correspondiente a los octavos de final de la Copa Libertadores, Battaglia terminó de entender que ningún encuentro puede subestimarse y que, por más que el elogio popular y la cataratas de mensajes en las redes sociales, hay jugadores a los que todavía les falta roce para encontrar esa regularidad que exige la camiseta más prestigiosa del país.

Siempre es mejor llegar a un mano a mano copero con la barra llena de confianza y con un triunfo previo que aporte tranquilidad, alejando al fantasma de las dudas. Pero estos cachetazos de realidad también sirven para dejar en claro que todavía queda mucho camino por recorrer para llegar al techo futbolístico y que en la Copa, las distracciones y errores propios se pagan demasiado caro.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?