SELECCIÓN

Los 9 de futuro en Argentina

Julián Álvarez, José López, Martín Ojeda y Juan Cruz están despuntando en esta LFP a base de goles pese a su corta edad y aseguran la artillería de la Albiceleste en ataque.

0
Los 9 de futuro en Argentina

La selección argentina puede respirar tranquila de cara al futuro en lo que a goles se refiere. Si bien la Albiceleste ha encontrado en la dupla Messi-Lautaro una sociedad de garantías con la que ha logrado ganar una Copa América para dejar atrás 28 años de sequía, los delanteros jóvenes siguen tirando la puerta abajo y en esta Liga Profesional se están destapando cuatro de ellos por encima del resto: Julián Álvarez, José López, Martín Ojeda y Juan Cruz.

Julián Álvarez (2000)

Una garantía de gol en un futuro muy cercano. Julián Álvarez es la referencia indiscutible en el ataque de River, con 11 dianas anotadas y seis asistencias en 14 partidos y varios equipos importantes pendientes de su renovación con el conjunto millonario. Álvarez tiene 21 años y será uno de los grandes delanteros del fútbol europeo en pocos años, pero antes se está consolidando como el gran dominador del campeonato argentino. Ya fue con Scaloni a la Copa América y a partidos de Eliminatorias.

José López (2000)

Delantero con olfato de killer, capacidad para bajar balones debido a su 1,88 de altura y que también destaca por su buen hacer generando espacios, como hace formando dupla ofensiva con Sand en Lanús. Pese a ser corpulento, tiene mucha calidad con el balón en los pies, especialmente en su zurda, y gran capacidad de regate. Lleva 11 goles y 2 asistencias tras su doblete a Talleres.

Martín Ojeda (1998)

Una de las grandes revelaciones del año en Argentina. Suma 10 goles y tres asistencias en Godoy Cruz, donde permanece en calidad de préstamo por Racing, aunque viendo su rendimiento es previsible que no tarde en recibir ofertas desde fuera. Un peligro constante partiendo de banda y desequilibrando con una zurda llena de calidad.

Juan Cruz (1999)

El delantero de Banfield tiene en los genes el gol: es hijo de Julio, quien pasó por River, Inter o Lazio tras precisamente salir del Taladro. En apenas unos meses se ha ganado a pulso un hueco como atacante titular en el equipo, que pelea en los puestos bajos de la tabla pese a los 7 tantos ligueros que acumula hasta el momento, sacando el máximo partido de los balones que le llegan a su zona.