ARGENTINOS JRS

Ávalos y Reniero, la pareja perfecta

Los dos delanteros de Argentinos Juniors suman un 44% de los goles del equipo en Liga Profesional. Dos futbolistas que cobran una importancia más allá de las cifras.

0
Ávalos y Reniero, la pareja perfecta

Argentinos Juniors fundamenta su juego en sus dos delanteros. No es lo que más se ve hoy en día, pero Gaby Milito potencia su 1-4-4-2 a través de las dos figuras que coloca arriba para encontrar el gol. En ese sentido, el Bicho va bien servido con sus dos puntas. Consiguiendo complementarlos, Gabriel Ávalos y Nicolás Reniero se convierten en los dos jugadores que más sentido dan a los ataques del equipo.

En el juego directo de Argentinos Juniors, los dos delanteros del equipo tienen una gran relevancia en la lucha de las pelotas. Ya no solamente en las disputas aéreas, sino en un juego de espaldas que da lugar a abrir espacios y que los compañeros avancen metros. Es por ello que Ávalos y Reniero suelen estar en bien compenetrados en estas acciones para una vez tienen que luchar una jugada, en la segunda opción los que le rodean puedan tener más facilidades.

Pero ahí no se queda la cosa, ambos se reparten bien sus zonas para intervenir, o para incomodar a los rivales que tengan en frente. Es por ello que además del juego directo, Argentinos llega con contundencia cuando los de alrededor se pueden lanzar y tanto Ávalos como Reniero establecen zonas de remate donde penalizar al equipo contrario.

Un dúo complementario

Entre Ávalos y Reniero suman ocho de los 18 goles que ha marcado Argentinos en la Liga Profesional. Un 44% que refleja con bastante claridad la magnitud de ambos futbolistas en un sistema que no solamente les tiene como piezas angulares pese a jugar en la delantera, y donde el resto de futbolistas que componen la plantilla juegan en gran medida para ellos (y lo que hacen).

Con la puntería siendo una de las señas de identidad de ambos delanteros en la conversión de los ataques del Bicho, con la pelota también tiene una gran trascendencia todo aquello que hacen. Argentinos se nutre de ellos en gran medida, y aunque el juego directo pone presente lo bueno que tienen en la disputa, también son atacantes que descargan bien una vez reciben el esférico y se mueven para generar peligro.

Gabriel Milito cuenta con dos futbolistas que dan sentido a lo que quiere el técnico argentino sobre el verde. Dos argumentos que hacen de su equipo un oponente complicado de batir y difícil de defender. Es por ello que si no lo son, Ávalos y Reniero son una pareja casi perfecta.