RIVER PLATE

River, ante el desafío de capitalizar "una semana hermosa"

Gallardo se ilusionó en la previa del Superclásico con el regreso del público. Su equipo, además, tendrá la chance de subirse a la punta y de tomarse revancha de las eliminaciones recientes.

0
River, ante el desafío de capitalizar "una semana hermosa"

El plantel de River volvió de Santiago del Estero tras haber conseguido una trabajosa victoria frente a Central Córdoba y ya cambió el chip para meterse mentalmente de lleno en el próximo compromiso: nada menos que contra Boca en el Monumental.

El Superclásico, que siempre implica un desafío emocional extra en el contexto del torneo que se esté disputando, tendrá esta vez algunas variables que le dan una connotación aún más especial para el Millonario, ya que marcará el reencuentro con los hinchas y la posibilidad de superar a Talleres, al menos de manera transitoria, en la tabla de posiciones.

Lo que Marcelo Gallardo definió como "una semana hermosa" en la conferencia de prensa que brindó en el Estadio Madre de Ciudades comenzó con dos días de descanso (domingo y lunes) y recién el martes el grupo de profesionales retomará los trabajos con miras al partido.

Mañana será además el Día Internacional del Hincha de River (aniversario del nacimiento de Ángel Labruna) y esta vez la celebración tendrá cierto halo de vigilia. El destino quiso que el retorno a las tribunas coincidiera con uno de los encuentros más trascendentales de 2021.

Será el primer choque entre los dos gigantes del fútbol argentino en Núñez desde aquel lejano octubre de 2019, cuando los del Muñeco ganaron 2-0 y sacaron la ventaja que les dio la oportunidad de clasificarse a la final de la Copa Libertadores.

Después de un 2020 sin enfrentamientos, este año hubo cuatro empates en los 90 minutos (tres en La Bombonera y uno en La Plata), pero en las definiciones por penales prevalecieron dos veces los Xeneizes. Por eso, también se percibe un deseo de revancha.

Esa presión es la que el DT intentó canalizar de manera positiva: "Haber obtenido la victoria, reencontranos con nuestro público el fin de semana frente a Boca y con una semana linda por el aniversario de nuestros hinchas. Por eso digo que va a ser una linda semana, hermosa para vivir y esperando llegar bien al domingo".

Desde lo futbolístico, la gran incógnita es la evolución de David Martínez, quien se recupera de un leve desgarro y si llega en condiciones seguramente estará desde el inicio en reemplazo de Robert Rojas.

En el mediocampo hay un puesto que todavía no tiene dueño fijo y se dirimirá entre Agustín Palavecino, Santiago Simón y Bruno Zuculini. Mientras tanto, Matías Suárez, por su parte, también podría volver al once inicial si alcanza su mejor forma física.

En River reina la ilusión, la esperanza de marcar un punto de inflexión anímico para afrontar lo que viene. El entrenador quiere saldar dos deudas antes de que finalice su actual contrato: vencer al eterno rival en casa por torneos locales y ser campeón de Liga. La chance de tener un domingo soñado está a la vuelta de la esquina.