TELEVISIÓN

Donato De Santis relató cómo el béisbol lo alejó de las drogas: "Todos mis amigos se murieron"

El cocinero, jurado de MasterChef Celebrity, narró su infancia en Italia y dejó a todos sorprendidos con sus confesiones.

0
Donato De Santis relató cómo el béisbol lo alejó de las drogas: "Todos mis amigos se murieron"
Twitter

Donato De Santis es un querido y reconocido chef que supo ganarse un lugar en el público argentino, sin embargo no suele hablar sobre su vida privada y poco se sabe sobre sus orígenes.

Por eso sorprendió cuando decidió narrar una parte de su infancia en Italia en el programa Podemos Hablar que era desconocida para sus seguidores. "El béisbol, el deporte, era rarísimo en Italia que lo jugaran, pero fue reintroducido en aquella época en Milán, al norte de Italia, por una familia de inmigrantes italianos que venía de Brooklyn y empezaron a reclutar chicos de la calle", comenzó narrando el jurado de Masterchef Celebrity y agregó cómo comenzó a vincularse con dicho deporte: "Armaron una liga y era un gran atractivo la verdad: tenían los bates, los guantes, te daban el uniforme y era como algo muy wow ver todo eso. Yo empecé a jugar y a hacer entrenamientos, a tener una actividad física desde chiquito, y aunque parece un deporte estático en realidad tiene un entrenamiento de la parte superior y de correr bastante importante".

Después de contar eso, relató lo que sucedió con sus amigos y cómo el béisbol cambió su realidad. "Mis amigos se desparramaron por cualquier lado, o sea, robando motos, vendiendo drogas, cosas clandestinas por la necesidad económica, y empezaron a darse con todo", detalló y Andy Kusnetzoff, el conductor del ciclo, lo interrumpió: "Y a vos te salvó el béisbol". Entonces Donato dijo que sí y relató cómo fue el destino de sus amigos. "Creo que sí porque yo estaba muy bien físicamente y no tenía la energía ni las ganas de hacer lo que hacían ellos, aunque me contaban cuando nos juntábamos que estaban vendiendo opio, y decí que nunca toqué nada, pero en ese momento fue muy fuerte. Mis amigos se murieron todos, de sida que estaba tremendo en esa época, de sobredosis, suicidio, asesinados por ajustes de cuentas, accidentes... Fue muy trágico, todos cayeron en la década del 80″.

Si vos o alguien que conocés necesita ayuda por consumos, llamá a la línea 141 de SEDRONAR para orientación y contención. Es gratuita y funciona las 24 horas los 365 días del año.