COPA AMÉRICA

‘Messimanía’ en Brasília

En una Copa América sin público, sin ambiente en las canchas y con todo cerrado a cal y canto, el único que anima la situación es Messi, el de siempre.

Brasilia
‘Messimanía’ en Brasília

En una Copa América sin público, sin ambiente en las canchas y con todo cerrado a cal y canto, el único que anima la situación es Lionel Messi. Parece una obviedad, pero estamos en Brasília, una ciudad que no tiene equipo en primera división, en el Brasileirao y que no es tan futbolera como Porto Alegre o Río de Janeiro. En la capital del país, los chicos y las chicas quieren ver a Messi, los padres con sus hijos pequeños se acercan al hotel de concentración y al campo de entrenamiento para intentar conseguir un saludo del ‘10’.

Un dato clave de esto es que casi el 9% de los más de 200 millones de seguidores que el jugador tiene en Instagram viven en Brasil.

Hasta ahora, vimos pocas camisetas de Neymar y muchas de Messi. Alguna del Barcelona, pero la mayoría son de la Selección Argentina. Algunos quieren que la Copa América la gane el jugador rosarino por encima de su selección. Y eso solamente lo puede conseguir él, nadie más.

Argentina se entrenó el día sábado en el estadio Ciro Machado, a escasos 10 minutos del hotel de concentración. Un estadio humilde, pequeño, donde juega el Real Brasília, fundado en el año 1996 y refundado hace tan solo 5 años. Este club juega el Campeonato Brasiliense, un torneo que no es nacional. Allí, al lado del estadio, todos los niños de la zona se dieron cita para intentar ver a Messi en el gimnasio.

A pesar de los cristales tintados, muchos con sus teléfonos móviles sacaban fotos y veían a sus ídolos. Uno de ellos nos enseñaba una instantánea en la que se veía a De Paul junto a su ídolo, Lionel Messi. El joven brasileño quería vender la foto a los periodistas que se daban cita en la puerta del estadio.

Otras tres chicas, con la camiseta del Barcelona, querían ver a su ídolo e incluso le trajeron un dibujo. Mientras tanto, un fanático del jugador argentino mostraba su tatuaje que se hizo viral en todo el país, con su espalda cubierta con la imagen del jugador del Barcelona mostrando la camiseta número ‘10’ en el tan recordado clásico del Santiago Bernabéu.

Messi, hasta que se retire, nos dará imágenes como estas. Niños, niñas, mayores, padres y madres movilizados por un saludo, un gesto o una firma del ‘10’. En el país de Neymar, Messi sigue siendo el rey.