SELECCIÓN ARGENTINA

Romero llegó para quedarse

A pesar de llevar tres partidos jugados con la Mayor, el central de la Atalanta se ganó el puesto a base de tranquilidad, contundencia y seguridad en la zaga.

Brasilia
Romero llegó para quedarse
Pedro Vilela Getty Images

No recuerdo una aparición tan espectacular con la Selección Argentina como esta de Cuti Romero. Es cierto que Nicolás González se ganó el puesto de manera rápida con Scaloni gracias a sus goles en las Eliminatorias o que Emiliano Martínez en sus primeros partidos en el arco mostró una solvencia que pocos arqueros mostraron desde que Chiquito Romero ataja más.

Pero lo del defensor cordobés de la Atalanta es diferente. El cancha, Cristian Romero muestra una solvencia, una seguridad, un saber estar y una confianza dignas de un veterano. Pocas veces se le vio superado en el día de ayer marcando nada más y nada menos que a Cavani y Suárez, dos de los delanteros más importantes del mundo.

El argentino, elegido mejor defensa de la Serie A, no es titular por casualidad. Scaloni ya avisó que es un jugador que puede tener errores, pero es algo normal, porque es joven y son sus primeros pasos en la selección absoluta, pero a su vez da la sensación de que tiene tanta calma jugando que los nervios no le pasan factura.

Sus actuaciones mejoraron a su compañero de zaga, Nicolás Otamendi, que si bien había tenido un buen partido contra Chile, tuvo que realizar más cosas de las que debería hacer, sobre todo con la pelota en los pies. Con Romero, el cordobés se encarga más de la salida y muestra tranquilidad cuando hay que salir con la pelota controlada. 

Cuti Romero llegó para quedarse. Argentina tiene central para muchos años y él una carrera que recién está empezando.