Racing Club RAC
1
Enzo Copetti 96' (p)
Final

RACING CLUB 1 - INDEPENDIENTE 0

Racing gana con un penal dudoso sobre el final y dejó a Independiente sin nada

Racing ganó con polémica sobre la hora con gol de Copetti de penal, en un clásico chato, casi sin situaciones de gol, con mucha pierna fuerte y mucha lluvia.

Racing gana con un penal dudoso sobre el final y dejó a Independiente sin nada

Un clásico con poco fútbol, donde ambos llegaban necesitados de dar una mejor imagen. Racing aprovechó el envión final, y con un penal polémico pitado por Mauro Vigliano al minuto 95 que Enzo Copetti cambió por gol, se quedó con el clásico por tercera vez consecutiva.

Toda la expectativa por un gran clásico en una noche lluviosa y húmeda en el Cilindro de Avellaneda, se disipó a los pocos minutos de haber empezado. Ambos jugaron un muy mal primer tiempo, donde Racing por momentos le cedió protagonismo a Independiente y el Rojo no supo qué hacer con la tenencia, donde ambos intercambiaban errores y se recurría a un juego físico y por momentos, brusco.

La mas clara fue para Independiente: Silvio Romero recibió atrás de mitad de cancha y dio un pase profundo a Menéndez. El extremo entró al área y ante la salida de Arias, el remate se fue a 15 centímetros del palo. No hubo nada más en un primer tiempo muy insípido en la noche de sábado.

Racing mostró mejores cartas en la segunda mitad, gracias a la pelota parada, y a un Milton Álvarez inseguro en el juego aereo, le dio las situaciones a un Copetti que tuvo en un par de ocasiones de cabeza la oportunidad de romper la monotonía. Sobre el final, con un partido completamente roto, Maggi encaró en el área y Barreto lo tomó, según el árbitro Mauro Vigliano no dudó y cobró penal. Copetti lo cambió por gol y Racing se llevó una victoria que mereció sobre el final.

Un partido donde los ausentes por Coronavirus y la lluvia incesante durante casi todo el encuentro, jugaron un papel clave para mostrar un fútbol muy pobre, en el que Racing aprovechó el envión final y se llevó un nuevo clásico, ante las protestas de los 'allegados' que insultaron al árbitro en un partido sin público. Un final polémico y que dará que hablar.