CORONAVIRUS EN ARGENTINA

Escolarización en Argentina: Por qué la Sociedad de pediatras considera imprescindible la presencialidad en las escuelas

La SAP difundió un extenso informe en el que desarrollan por qué los niños y jóvenes deben regresar a las clases presenciales.

0
Escolarización en Argentina: Por qué la Sociedad de pediatras considera imprescindible la presencialidad en las escuelas
CESAR M DANERI

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció la vuelta a las clases presenciales a partir del 17 de febrero, decisión que fue cuestionada por algunos especialistas y apoyada por otros.

¿Cuánto puede afectar a la suba de contagios de coronavirus el hecho de que las y los chicos vuelvan a las escuelas?

Según la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), "la vuelta a las escuelas en la modalidad presencial es imprescindible" porque "la escuela es fundamental para el desarrollo y el bienestar de los niños, niñas y adolescentes (NNyA) no sólo para la adquisición de conocimientos sino también para el fortalecimiento de aspectos emocionales y sociales, el cuidado de aspectos nutricionales, de la salud y la realización de la actividad física".

Todas estas indicaciones, recomendaciones y conclusiones fueron expresadas en un documento de 43 páginas realizado en conjunto por:

  • El Comité Nacional de Familia y Salud Mental
  • El Comité Nacional de Infectología
  • El Comité Nacional de Medicina del Deporte
  • El Comité Nacional de Pediatria Ambulatoria
  • La Subcomisión de Derechos del Niño
  • La Subcomisión de Epidemiología
  • El Grupo de Trabajo de Discapacidad
  • El Grupo de Trabajo de Salud Escolar

Por otra parte, en dicho documento se destaca que "la escuela es también un sitio seguro para los NNyA mientras sus padres trabajan, contribuyendo así a la actividad económica de la sociedad y es claramente una herramienta de equidad social indispensable particularmente para los grupos sociales más vulnerables" y que "el cierre de las escuelas en el contexto de la pandemia debe reconocerse como un factor que marcó claramente disparidades sociales".

Asimismo destacan que "el 80 a 90% de los niños presentan cuadros leves o asintomáticos. Estos cuadros, se presentan principalmente con fiebre (50-60%) y tos seca (38%), un porcentaje menor presenta síntomas respiratorios altos como rinorrea, congestión nasal y dolor de garganta. Aproximadamente 15% de los pacientes tienen síntomas gastrointestinales, como dolor abdominal vómitos y diarrea y que "en general los niños tienen una evolución clínica favorable y se recuperan en 1 o 2 semanas desde el comienzo de la enfermedad".

En otra parte del extenso documento se pide a "los que tienen la decisión política y las autoridades escolares" que puedan "considerar la creciente evidencia sobre COVID-19 en niños y adolescentes, incluido el papel que pueden desempeñar en la transmisión de la infección. El SARS-CoV-2 parece comportarse de manera diferente en niños y adolescentes al compararlo con otros virus respiratorios comunes, como influenza, y en esto se basó inicialmente gran parte de la recomendación sobre el cierre de escuelas y las revisiones actuales de esta medida. Aunque los niños y adolescentes desempeñan un papel importante en la amplificación de los brotes de influenza, hasta la fecha, este no parece ser el caso del SARS-CoV-2".

Para leer el documento completo, podés hacer clic acá.