1
2
3
Iga Swiatek
6
6
-
Nadia Podorska
2
1
-

ROLAND GARROS

Iga Swiatek pone fin al lindo sueño de la brava Podoroska

La polaca de 19 años y 59ª del mundo fue muy superior a la argentina, que sale de París con 500.000 euros en ganancias y 83 puestos más arriba en el ranking (48ª).

El lindo sueño de Nadia Podoroska en Roland Garros terminó este jueves en semifinales con derrota por 6-2 y 6-1 en 70 minutos ante la no menos sorprendente Iga Swiatek (19 años y 54ª del mundo), que es la séptima jugadora que alcanza la final del torneo francés sin ser cabeza de serie en la Era Open (desde 1968) tras Gourlay (1971), Tomanova (1976), Mihai (1977), Jausovec (1983), Ostapenko (2017, campeona) y Vondrousova (2019). La polaca, segunda tenista de su país que estará en el partido por el título después de Jadwiga Jerdzejowska (1939), no dio opción a la argentina, a la que desbordó a base de agresividad 23 winners contra 6).

El final de Podoroska no ensombrece el magnífico torneo de la jugadora de Rosario de 23 años y 131º del mundo, que empezó en la previa y tras ganar ocho partidos se va de París, rumbo a Alicante, con 500.000 euros más en el bolsillo, cuando sus ganancias totales como profesional antes del torneo eran de 301.547, y con una subida meteórica de 83 puestos en el ranking, hasta el 48º en el que aparecerá el próximo lunes. Un gran espaldarazo tanto económico como deportivo que puede lanzar su carrera, puesto que a partir de ahora le será más fácil participar en los torneos. 

Nadia, todo simpatía, intentó hacer su tenis, pero se encontró con una rival alta (1,76), en estado de gracia, dura y natural como la vida misma que, como la propia Podoroska, no se deja impresionar ni por la grandeza de la competición ni por el escenario en el que se celebra. Va a lo suyo, y lo suyo es golpear la pelota con ganas. Tras un primer set que se le escapó a la rosarina en dos malos saques, la situación no mejoró para ella en el segundo, donde encajó un 4-0 con dos breaks de salida. Luego, con una sonrisa en los labios y el apoyo del público, se dio el gustazo de romperle el saque a la poderosa Swiatek que, con su curiosa equipación blanca que de lejos parece una túnica, ya no cedió más terreno. Hija de un remero olímpico en Seúl 88 y con buen gusto musical (escucha a AC/DC y Pink Floyd), Iga se enfrentará a Sofia Kenin. De momento, ya es top-25 de la WTA y si sale campeona, será 17ª. Con todo un futuro por delante. "He cumplido dos sueños, llegar a la final de un Grand Slam, y que, además, sea en Roland Garros. Estoy abrumada", dijo esta muchacha de Varsovia que lo tiene todo para hacer grandes cosas. Podoroska se fue con la cabeza alta y la vida cambiada.   

Resultados y calendario.