River Plate

J.J. López: "Yo soy River, digan lo que digan"

El ex jugador y entrenador del Millonario volvió a hablar sobre su amor por el club, recordó el año del descenso y elogió el trabajo de Marcelo Gallardo.

J.J. López: "Yo soy River, digan lo que digan"

Su nombre quedó asociado al capítulo más negro de la historia de River, debido a que fue el director técnico en el último tramo de las tres temporadas que condenaron al equipo de Núñez al descenso de categoría, en 2011. Sin embargo, Juan José López fue también un prodigioso futbolista que se destacó con la Banda Roja en la década del '70 y cuya vida está estrechamente ligada al Millonario.

Este martes, el Negro charló con el programa "De una con Niembro" y rememoró sus últimos tiempos en el club: "Cuando me nombran River, lo veo a mi viejo. Él es River y yo soy River, digan lo que digan. Cuando paso por el Monumental, me acuerdo que el último año que estuve terminábamos las prácticas y me quedaba tirado en el círculo central mirando el estadio".

"Me tiraba en mitad de cancha para oler el pasto del Monumental. Ese perfume del pasto de River es único, el mejor", añadió un nostálgico J.J.

A su vez, se refirió a la actualidad riverplatense y destacó el rol del entrenador al frente del plantel: "El equipo de Gallardo ejerce un juego a un toque que me encanta, River juega bien al fútbol. El ídolo de hoy en día es el técnico, de ahí surge la importancia que tiene. Este River hace equivocar al rival con la presión alta, es un sello distintivo".

Por otra parte, remarcó que se encuentra en actividad aunque por el momento no tiene ofertas laborales: "Los que deciden son los dirigentes de cada club y hasta ahora no me han convocado de ningún lado. No tengo problema en dirigir en ninguna institución, pero con esto de la pandemia se complicó todo".

Al ser consultado sobre su paso por Boca como jugador, López explicó: "Me costó mucho ir a Boca, pero fue la única alternativa que me quedaba porque tenía que mantener a mi familia. Antes no se ganaba tanta plata, tenía que tener ingresos. Apenas llegué a Boca, manifesté que era de River para que quede claro".

En última instancia, reflexionó sobre la evolución del juego: "El fútbol no cambió, quizás se modificaron algunas pautas de entrenamiento, pero a grandes rasgos no se modificó. Los grandes jugadores siguen haciendo diferencia. Si al Barcelona le sacaras a Messi, haría 20 goles por año".