ARGENTINA

Viviana Canosa contó que recibió mensajes de Alberto Fernández: "Me temblaron las piernas"

La conductora contó que el presidente de la Nación le escribió a su celular por un contenido emitido en su programa. "Me pareció intimidatorio".

Viviana Canosa contó que recibió mensajes de Alberto Fernández: "Me temblaron las piernas"
@vivianacanosaok

Viviana Canosa sorprendió al contar que el presidente Alberto Fernández le escribió a su celular personal, para hablarle acerca de una editorial que realizó la conductora en su programa Nada Personal, que se transmite por El Nueve.

"Me pareció un poco fuerte y me sentí muy incómoda, cuando me desperté al otro día me temblaban las piernas. Yo vivo con mi papá y con mi hija y la verdad que no se lo quería decir, mi papá se enteró por la tele", relató la conductora en charla con Por si las moscas y siguió: "Me hizo ruido en el cuerpo, más allá de lo psicológico, me quedé paralizada. Estaba en la cama, la miré a Martina (su hija) que estaba dormida, se me empezaron a dormir las piernas, empecé a sentir palpitaciones, empecé a sentir ataques de pánico, me angustié y en ese momento dije: 'Me voy a la mierda, dejo la radio, dejo la tele, dejo todo, mi vida vale mucho más...' Pero, durante el transcurso del día, pensé: 'Esto me lo gané, laburo de esto, soy una mina que labura dignamente'".

¿Qué fue lo que le escribió Alberto Fenrández?

"Él me dijo: 'Te lo digo porque te quiero mucho, se te va a volver en contra lo que estás diciendo'. Fueron varias cosas así y pensé que era el momento de dejar la televisión", dijo y luego contó que se comunicó con el presidente tras sus mensajes. "Llamé a un amigo de la política para ver cómo tomarme este mensaje y estuve todo el día angustiada, con un nudo en la garganta. A la noche, le escribí varios mensajes al Presidente y los borré todos. Pero después le puse uno en el que le dije que cuando quiera nos tomamos un café, porque engancharme con eso no tenía sentido. Pude hablar con él, en un tono muy seco. Seguramente, más adelante hablaremos, tal vez en alguna entrevista. A mí me pareció intimidatorio, porque mi teléfono no es público. Pero pude aclararlo con él y con gente de la política".